Fontur 2018
Caldas ingresa a red BreatheLife con apoyo de la U.N.

Esta red de cooperación internacional moviliza a las ciudades y a las personas para proteger el planeta de la contaminación atmosférica, por medio de diferentes acciones y campañas.

Desde el primero de agosto Caldas entró a formar parte de esta organización internacional liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Coalición Clima y Aire Limpio (CCAC).

Al formar parte de BreatheLife, Caldas estableció el compromiso de trabajar en aspectos como el monitoreo, las políticas y la creación de conciencia pública para mejorar la calidad del aire.

Dicha inclusión es producto de la gestión realizada por la Corporación Autónoma Regional de Caldas, la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, Manizales Cómo Vamos y la Corporación Cívica de Caldas. Medellín ya forma de esta red de cooperación internacional y Cali está en el proceso de integrarse.

Entre otros temas, la red destaca que la U.N. Sede Manizales proporciona la capacidad analítica necesaria para apoyar los procesos de toma de decisiones, por medio del Centro de Datos e Indicadores Ambientales de Caldas (CDIAC) y del Centro de Estudios Ambientales (IDEA).

Así mismo, que el grupo de investigación en Ingeniería Hidráulica y Ambiental (GTA) –dirigido por la profesora Beatriz Aristizábal Zuluaga– monitorea la calidad de vida y el impacto de las políticas públicas.

La docente, del Departamento de Ingeniería Química de la U.N. Sede Manizales y quien lideró este proceso por parte de la U.N., expresa que a pesar de que Caldas es un territorio pequeño (un millón de habitantes), está tomando acciones puntuales en cuanto a calidad del aire para beneficio de la población.

Agrega que esta zona del país mira hacia el futuro con la meta de reducir emisiones aunque no tenga una crisis –o un problema– tan latente como la de Bogotá y Medellín, consideradas las ciudades más contaminadas de país. 

Aliados de otras regiones

La docente de la U.N. indica que gracias a la vinculación de Caldas a BreatheLife se podrán potencializar las acciones colectivas e individuales para aportar a la calidad del aire, además de contar con aliados de otras regiones y países que aportan ideas o insumos para resolver problemáticas determinadas, como por ejemplo la movilidad urbana.

Además en la red se lanzan iniciativas o campañas a través de la plataforma http://breathelife2030.org/es/ para que las ciudades se unan y se aporte a un aire más limpio.

Una de las intenciones de la administración departamental es mantener y expandir la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire de Manizales, que actualmente monitorea material particulado PM10 y PM2.5, y contaminantes como monóxido de carbono (CO) y ozono troposférico (O3). Esta información respaldará los procesos de investigación en la academia y aportará a la toma de decisiones en las entidades gubernamentales responsables del transporte, la industria y la salud pública.

Otro reto es actualizar los registros de vehículos para eliminar gradualmente aquellos muy contaminantes, utilizar mejores tecnologías de grabación y archivo, diseminar información de calidad del aire de la Red de Monitoreo a la comunidad, y apoyar iniciativas para el uso de energía y alternativas de transporte que reducen la contaminación.

También se prevé promover la movilidad del peatón, la bicicleta y el transporte público colectivo basado en un sistema de movilidad urbana intermodal que mejore la calidad ambiental del centro tradicional.

Además, las entidades se comprometieron a monitorear los indicadores de calidad de vida, incluida la calidad del aire, y hacer públicos los resultados de estos indicadores para promover un sentido de apropiación ciudadana a través de estrategias de comunicación.

Por último, se buscará fomentar el acceso de los ciudadanos a la información y los datos generados por la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire, para aumentar el apoyo a las medidas de control e impulsar la participación ciudadana.

La red BreatheLife precisó que el transporte por carretera, las instalaciones industriales y el volcán activo Nevado del Ruiz (ubicado a 27 km de la ciudad) son las principales fuentes de partículas y contaminación del aire de Caldas.

Reconoció que la ciudad ha trabajado arduamente en la gestión del riesgo de desastres, además de una variedad de proyectos en sectores de transporte, sociales y ambientales, incluido el proyecto Procuenca para reforestación, la construcción de un cable aéreo de transporte público para aumentar las alternativas de movilidad y mejorar la Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Manizales.

Unimedios