16 de octubre de 2018
31 de agosto de 2018

Aprenda a calificar los tipos de dolor

31 de agosto de 2018

Qué difícil es padecer algún tipo de dolor y no poder explicárselo a su médico tratante, ¿le ha pasado?, pues de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en el mundo más del 40% de la población ha padecido esta dolencia. Según información entregada por el Dr. Johan Correcha médico de NUEVA EPS, la clave se encuentra en entender y clasificar cada tipo de dolor.

Es importante resaltar que el dolor está ligado a una experiencia sensitiva y emocional, la cual se asocia a la lesión de un tejido y se puede clasificar de diferentes maneras.

Tipos de dolores

De acuerdo con la versión del Dr. Correcha, el dolor crónico o agudo es uno de los diagnósticos por los que más consultan en una central de urgencias. Es importante aclarar que como esta patología está ligada a un tema emocional, ningún tipo de dolor será el mismo, todos los cuerpos actúan de manera diferente pero en términos generales se podría clasificar de la siguiente manera”. 

Dolor Agudo: Se presenta en algunos momentos del día y en algunos casos se correlaciona al estímulo, este tipo de dolor puede durar semanas o hasta meses pero su duración es limitada. 

Dolor Crónico: Corresponde a un dolor persistente, que abarca componentes físicos como psicológicos, (la ansiedad, la falta de sueño o depresión) el dolor está asociado a una temporalidad superior a los seis meses y aunque se encuentre en tratamiento el dolor puede persistir.

Dolor Somático: Se produce por una cortada, fractura o una inflamación. En un inicio este tipo de dolor suele ser superficial y con el trascurso del tiempo puede ser más fuerte.

Dolor Visceral: Se origina directamente por un dolor intenso en los órganos, por ejemplo el abdomen, tórax o espalda y en la mayoría de casos este es difícil de localizar.

Tenga en cuenta lo siguiente: 

–       Recuerde que automedicarse no es una opción válida, si con el pasar del tiempo el dolor persiste, solicite una cita con su médico tratante.

–       Si presenta inflamación, el uso de terapia de frio “crioterapia”, puede ser la mejor opción. Si el dolor persiste consulte a su médico.

–       Recuerde que usar paños de agua caliente en la zona afectada ayuda a mejorar la circulación y produce efectos analgésicos.