Fontur 2018
22 cosas que no se deben hacer al visitar a un paciente

Por Guillermo Romero Salamanca

Por cualquier circunstancia un familiar, un amigo, un empleado, un jefe puede sufrir, de un momento a otro una enfermedad o un accidente. Cada centro médico tiene sus propias reglas de comportamiento, pero también es aconsejable tener pendientes las normas sociales para estos casos.

Es cuestión de educación, de simple urbanidad y de mínimo protocolo.

1.     No vaya super acompañado. Tenga en cuenta que, si está en sala de Urgencias, sólo un familiar o una persona amiga puede ingresar allí a visitar al lesionado o enfermo, acatando las indicaciones médicas o cuando se permitan las visitas.

2.     No asista enfermo. Si tiene un resfriado, gripa, fiebre o un malestar contagioso, no acuda porque puede ocasionar mayores problemas.

3.     No lleve niños mejores de 13 años. Podría ser el nieto preferido, pero un menor puede estar expuesto a un contagio.

4.     No invite a personas adultas mayores. También los hace susceptibles a los gérmenes de pacientes enfermos y contagiosos.

5.     No sea sucio. No ingrese a la habitación o al lugar donde esté el enfermo sin las debidas precauciones que le indiquen los enfermeros o el personal del establecimiento como lavarse bien las manos con bastante agua y jabón, o aplicarse gel antibacterial. Es recomendable el uso de tapa bocas también en algunos sectores de un centro asistencial.

6.     No lleve flores demasiado olorosas, plantas o frutas. Podrían incomodar a otros pacientes y pueden llevar gérmenes perjudiciales. Cada enfermo tiene su dieta especial y es aconsejable seguirla al punto.

7.     No le lleve comida a escondidas. Ser generoso en estos casos puede ocasionar otros problemas médicos. 

8.     No fume en el hospital y mucho menos en las salas donde esté el paciente.

9.     No se siente en la cama del enfermo. A veces se busca una selfie o simplemente para descansar. Pida una silla o aguántese la visita de pie.

10. No ingresar el celular porque puede estar contaminado.

11. No sea inameno. No hable de temas que puedan incomodar al enfermo, por ejemplo, de comidas como tamales, empanadas, lechona o carnes asadas si no tiene permitidos estos platos.

12. No sea chistosito. No haga bromas de enfermedades ni cuente historias macabras sobre el mal que padece el enfermo. Es común escuchar a visitantes que le cuentan al paciente que hace unos 15 días el vecino se murió de lo mismo. “Tan raro”, le dicen.

13.No le lleve malas noticias. No sea el portador de las debacles del mundo, del país, del municipio, del pueblo, del barrio o de la familia. Tampoco de los problemas políticos que aquejan al país ni de los fracasos de su equipo amado de fútbol.

14. No se lleve para la casa las sábanas, toallas o fundas de la habitación del enfermo para lavarlas y traerlas luego. Cada centro hospitalario maneja sus formas para la limpieza y el aseo de las habitaciones y de los elementos que se empleen.

15. No busque peleas. No alegue con médicos, enfermeros o personal que cuida a los enfermos. Si usted se considera un Ph, simplemente pregunte o sugiera un tratamiento.

16. No sea grosero. No sea mal educado con las enfermeras, médicos o porteros del hospital. No los grite ni les diga qué tienen que hacer. Por más que su familiar o amigo lleve 24 horas sin comer o note alguna “anomalía”, simplemente pregunte con educación y ahí le contestarán y le solucionarán su inquietud. Ellos agradecen también las sugerencias.

17. No sea reportero. No le pregunte al paciente sobre lo que padece, muchas veces no lo sabe, está sedado o, simplemente, no le han sabido dar respuesta a lo que tiene porque deben esperar resultados, exámenes o reuniones donde toman las determinaciones a que haya lugar.

18. No se coma los alimentos del paciente. El mismo enfermo le puede decir que se tome la sopa, la gelatina o las palas salteadas, pero no es recomendable hacerlo por cuestiones de salud para los dos.

19. No llore. Sea una esperanza no un mal. Dele ánimo, aconséjele que piense en las maravillas de la vida o en lo bueno que la ha pasado en esta existencia.

20. No sea fiscal. No intervenga en conversaciones con los vecinos de cuarto.

21.No aconseje tomar o cual remedio. Que las hojas del higuerón, que las raíces de amapola con sal en ayunas…o mil recetas más, simplemente lo pueden empeorar.

22.No exagere en el tiempo de visita. Los centros hospitalarios aconsejan que 20 minutos es una buena medida para acompañar a un paciente.