2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Más de 900 observadores extranjeros y 30.000 nacionales vigilarán elecciones en México

1 de julio de 2018
1 de julio de 2018

Ciudad de México, 1 juL (Sputnik). – Más de 900 observadores extranjeros, entre quienes destacan expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Naciones Unidas (ONU), así como unos 30.000 nacionales vigilarán las elecciones presidenciales, legislativas y provinciales de este domingo en México, informó la autoridad electoral.

Los comicios más grandes de la historia del país, por la convergencia de procesos electorales a nivel federal, estatal y municipal, contarán con «unos 30.000 observadores nacionales y 907 extranjeros», informó el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova.

Ese proceso será asimismo «el más observado de la historia democrática de México, la (elección) más explicada, la más fiscalizada y la más libre», dijo el titular del INE.

El INE autorizó la integración de 69 misiones y comisiones de vigilancia electoral, provenientes de 25 países, que se acreditaron ante esa autoridad para «observar el ejercicio democrático de los mexicanos del próximo 1 de julio».

Varias comisiones de observación electoral de la sociedad civil nacional y organizaciones internacionales vigilarán los comicios sobre los que pesan tradicionales sospechas de fraude electoral, que han sido denunciados, en todos los comicios celebrados desde 1988 a la fecha, sin resultados notables.

La «cultura del fraude» incluye incluso una serie de vocablos criollos para designar los vicios del sistema político mexicano.

La llamada «operación carrusel», que traslada votantes en vehículos de un centro de votación a otro, o el «ratón loco» que elimina a votantes de las listas o los desorienta en sucesivos centros hasta cansarlos.

También es recordada la «operación tamal», con la que los partidos ofrecen desayunos de comida tradicional para obtener las credenciales de elector o pagar el voto a los electores.

Pero con mayor realismo, en los últimos comicios la compraventa de votos con dinero en efectivo, es la fórmula más empleada, penada por la Fiscalía Especial para Delitos Electorales (Fepade).

LOS OBSERVADORES

Entre las organizaciones ciudadanas destacan 100 observadores internacionales y 200 nacionales que integran el equipo de observadores electorales de la Red Universitaria y Ciudadana por la Democracia.

«Ante la incertidumbre de que el proceso electoral transcurra en paz y apegado a la legalidad», esa red desplegará a este equipo a fin de colaborar y coadyuvar conforme a derecho y respeto a los derechos humanos, informó el director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, el sacerdote Miguel Concha.

Además participan el sacerdote Alejandro Solalinde, la experta Christy Thornton, de la Universidad Hopkins de EEUU, o Christophe Ventura, experto en temas latinoamericanos del Instituto de Relaciones Internacionales Estratégicas de Francia, que también integran esa red.

Solalinde dijo al presentar el equipo que «los mexicanos hemos sufrido muchos años violencia, falta de democracia, equidad e igualdad; pero estamos a punto de lograr un gran cambio, una transformación, y el objetivo nuestro es vigilar que esto se cumpla, que se respete la voluntad de la mayoría», expresó religioso defensor de derechos humanos.

El Gobierno de México reconoció la importancia de la misión de observadores de la OEA, integrada por más de 60 especialistas y encabezada por Leonel Fernández.

«El canciller (Luis Videgaray) agradeció el despliegue de la Misión de la OEA, destacando su importancia para este proceso en el que los mexicanos votarán para elegir a funcionarios que ocuparán más de 18.000 cargos», comunicó la secretaría de Relaciones Exteriores.

Videgaray sostuvo el viernes 29 de junio un encuentro personal con Fernández, expresidente de República Dominicana.

El Gobierno de México refrendó al funcionario del organismo interamericano su «compromiso con la democracia, reiterando la confiabilidad y solidez de nuestro sistema electoral», comunicó la oficina de Videgaray.

Por su parte, «Fernández reconoció la fortaleza de las instituciones electorales mexicanas», añade el reporte oficial.

Los asuntos que observarán los expertos están relacionados con «organización y tecnología electoral, financiamiento de campañas, justicia electoral, participación política de las mujeres, seguridad electoral y participación de pueblos indígenas, en 25 estados de la República», integrada por 32 entidades federales.

Fernández y el equipo técnico de la OEA están en comunicación con autoridades electorales autónomas, partidos políticos, candidatos, representantes de la sociedad civil y miembros de la comunidad internacional, entre otros.

Desde 1962, la OEA ha desplegado más de 240 Misiones de Observación Electoral en 27 países del hemisferio.

En el caso de México, esta será la cuarta Misión que la OEA despliega en México, luego de haber observado las elecciones federales en 2009 y 2015, y las elecciones locales en 2012.

Para el proceso electoral 2017-2018, el INE, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y la Fepade, solicitaron también el apoyo de la ONU para la implementación de un programa para facilitar la observación electoral.

«Ésta será la elección concurrente más grande de la historia del país, ya que además de las tres elecciones ordinarias federales, se realizarán 30 elecciones locales en igual número de entidades federativas, en las que se elegirán 3.406 cargos públicos a nivel municipal, estatal y federal», dijo la ONU.

Los proyectos de observación electoral tendrán que considerar este «complejo proceso electoral y un nuevo modelo de organización y distribución de competencias en la materia, plasmado en una extensa normativa que abarca la creación de nuevas leyes».

El objetivo general de este proyecto de la ONU es «fortalecer la pertinencia y los resultados de la observación electoral en el proceso electoral 2017-2018 en México».

Los resultados de los informes y documentos se presentarán en foros, dirigidos a actores políticos, sociales y la prensa. (Sputnik)