Fontur 2018
Familiares de periodistas ecuatorianos esperan que captura de “Reinel” aclare asesinato

Foto ilustrativa. Imagen 24 Horas.

Quito, 11 jul (Sputnik).- Las familias de los periodistas ecuatorianos asesinados en Colombia esperan que el arresto de Jesús Vargas Cuajiboy, alias Reinel, quien habría sido el custodio del equipo periodístico, sirva para conocer más detalles de su rapto y posterior ejecución, dijo este martes a Sputnik la vocera de los familiares Yadira Aguagallo.

La expectativa es que “se pueda establecer el día del asesinato y la razón por la que se tomó la decisión de matarlos”, además de “cómo ocurrió el asesinato, cuántos dispararon y el lugar del asesinato”, especificó.

Asimismo, relató que el abogado de las familias, Javier Andrade, estuvo presente el domingo pasado en la audiencia de formulación de cargos, donde Vargas no aceptó su responsabilidad en los hechos.

“Él (Andrade) es informado por la fiscalía y luego mantenemos conversaciones al respecto”, aclaró Aguagallo, pareja del fotógrafo Paúl Rivas.

El cuarto líder del grupo armado colombiano Frente “Oliver Sinisterra” fue detenido el fin de semana en un operativo y acusado por los delitos de secuestro extorsivo y homicidio de persona protegida, aunque en la audiencia no aceptó los cargos que se le imputan.

Según las autoridades colombianas, Reinel se encontraba en el departamento del Cauca (suroeste) por orden de Walter Patricio Arízala alias “Guacho”, quien comanda el grupo Sinisterra, supuestamente disidente de la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, para tratar de tener control sobre una ruta de narcotráfico.

Al momento, Vargas permanece en la cárcel Cómbita, en Boyacá (centro de Colombia).

Además, Aguagallo informó a esta agencia el próximo miércoles mantendrán una videoconferencia con el Relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Édison Lanza, con quien coordinarán los detalles de la visita a Ecuador del Equipo de Seguimiento Especial (ESE), que se conformó para dar seguimiento al caso.

Allí “nos dirá las fechas exactas y las actividades que se han planteado en Ecuador”, además que “esta semana tenemos reunión con los abogados”.

Se prevé que el ESE revise la información desclasificada que el Gobierno ecuatoriano entregó a las familias sobre el secuestro y asesinato de los periodistas y que además realice sus propias averiguaciones.

Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra fueron retenidos el pasado 26 de marzo en Mataje (noroeste ecuatoriano) y su ejecución fue confirmada el pasado 13 de abril.

Los cadáveres de los tres ecuatorianos fueron hallados en Tumaco (sur de Colombia) el 21 de junio e identificados luego de realizarles varias pruebes forenses en un instituto de Cali (suroeste colombiano).

Las autoridades de ese país anunciaron que los resultados sobre las causas de la muerte y otros detalles se conocerán en los próximos días. (Sputnik)