4 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un libro para leer

27 de junio de 2018
Por Luzmila García García
Por Luzmila García García
27 de junio de 2018

Por Luzmila García García

Memorias de Juan el Ermitaño  escrito por César Montoya Ocampo, es una confesión pública de una vida ricamente tejida  con los sentimientos, las costumbres y tradiciones. Convivencias, experiencias, proyectos, sueños, aventuras, amores y desamores. Es una   amplia revisión que   rompe  mitos y desnuda las conciencias  de los devenires existenciales.

Es una exaltación a la historia y a los escenarios recorridos tal como se presentaron, con descripciones naturales hermosamente adjetivadas, de los espacios urbanos y rurales que hacen honor a la patria chica de su autor, Aranzazu. Las circunstancias y tradiciones sociales en los micro espacios pueblerinos y en las urbes culturales le llevan a revisar su ser  que denomina “partero de circuns- tancias”.

El libro  es una construcción  literaria de la forma  como el ser crece y se descubre desde la inocencia de la  niñez, la juventud y la adultez con todas las emociones, ilusiones y anhelos que representa la cultura de sus congéneres  en este contexto.

Presenta además  una visión amplia y detallada del despertar  a la cultura social, académica, profesional y política, con las amplias y diversas influencias  intelectuales y los aprendizajes interdisciplinarios de diferentes autores.

En la obra hace  exaltación de sus amigos que actuaron como cómplices, contertulios y compañeros. Es asi mismo una ejemplo  de lealtad y unión en todas las aventuras, compromisos, distracciones, sueños y propuestas.   La palabra intelectual llega a la vida de Juan el Ermitaño  “como una lotería”expresa el autor.

En el libro se hace un amplio análisis que recrea  las  andanzas y costumbres políticas de la cultura regional y nacional que complementa con importantes referentes a las actores presentes, a manera  de inventarios que serán motivo  de consulta  en los diferentes espacios  estatales y privados. Los amigos del arte, de la  cultura, del periodismo, de la política, se sentirán atraídos  y engolosinados  con la lectura de esta obra.  Quienes han compartido  sus intereses se ven reflejados  es este testimonio de vida.

Memorias de Juan el Ermitaño  cierra con unas sugestivas  referencias sobre circunstancias existenciales   transformadas  por un  espíritu que trasciende.