9 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Segunda vuelta presidencial en Colombia divide apuestas sobre participación electoral

17 de junio de 2018
17 de junio de 2018

Bogotá, 17 jun (Sputnik).- Un total de 36.783.940 ciudadanos están habilitados para sufragar este domingo en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de este domingo, pero lo que se desconoce aún es si la participación será mayor o no a la registrada en la primera vuelta del pasado 27 de mayo.

Ese día 19.636.714 colombianos ejercieron su derecho al voto, lo que equivalió a un 53,38 por ciento del potencial electoral del país y que significó una rotura del abstencionismo frente a elecciones pasadas.

Para este domingo, entre tanto, las apuestas se ven divididas, pues de un lado se escuchan voces que indican que la participación ciudadana disminuirá debido a que alrededor de seis millones de personas votaron en primera vuelta por opciones diferentes a Duque y a Petro, por lo que ahora se abstendrán de sufragar o votarán en blanco porque no se sienten identificadas con ninguno de los dos extremos.

Otro factor que puede incidir en contra de la jornada es la ronda de partidos que se juegan este domingo en el marco del Mundial de Fútbol Rusia 2018, lo cual puede distraer la atención de los electores.

Sin embargo, la firma encuestadora Invamer Gallup, que el domingo pasado reveló la última encuesta permitida por ley antes de los comicios, señaló que históricamente las segundas vueltas electorales en Colombia han coincidido con el Mundial de Fútbol, por lo que ese escenario adverso estaría descartado en la jornada de este domingo y que la participación incluso se prevé mayor que en la primera vuelta.

«En primera vuelta (la medición de participación) fue de 55 por ciento y ahora estamos registrando (una intención de participación de) el 62 por ciento, es decir, siete puntos por encima, si fuera este porcentaje estaríamos hablando de cerca de 20 millones de votos», dijo Martín Orozco, gerente de Invamer Gallup, al programa Noticias Caracol.

Orozco agregó que esa mayor cantidad de electores se da porque aquellos que no sufragaron el pasado 27 de mayo esperan hacerlo durante esta jornada.

En la última semana, seis de las principales firmas encuestadoras revelaron la intención de voto en Colombia, las cuales dan como favorito a Duque frente a Petro con registros que oscilan entre seis y 20 por ciento de diferencia.

Así, mientras la firma Datexco señala que Duque registra un 46 por ciento de intención de voto y Petro le sigue de cerca con el 40 por ciento, la medición realizada por Invamer Gallup le da al derechista una intención de voto de 57,2 por ciento frente al izquierdista, que obtiene 37,3 por ciento.

Por su parte, el Centro Nacional de Consultoría (CNC) estableció un 55 por ciento de Duque contra 35 por ciento de Petro, mientras que la firma Yanhaas da 18 puntos de diferencia entre uno y otro, en el que el derechista obtiene 52 por ciento de intención de voto contra un 34 por ciento del candidato de izquierda.

Sea como fuere, resulta evidente que el voto en blanco tendrá este domingo una participación nunca antes vista en el país, pues, de acuerdo con las principales seis firmas encuestadoras, la intención de voto por dicho sufragio oscilará entre el 5,5 por ciento que le da Invamer Gallup y el 18,3 por ciento que le concede la firma Cifras & Conceptos.

Ese porcentaje es revelador si se tiene en cuenta que hace cuatro años, en el marco de la contienda entre el derechista Óscar Iván Zuluaga y Juan Manuel Santos, que finalmente logró su reelección, el voto en blanco obtuvo 618.759 sufragios, que representaron sólo el 4,02 por ciento de los sufragios.

Sin embargo, aunque el voto en blanco llegara a ganarle a Duque y a Petro en esta segunda vuelta, no cambiaría en nada el resultado, ya que el ganador será el candidato que obtenga el mayor número de votos.

El candidato que resulte elegido este domingo recibirá el cargo de Presidente el próximo 7 de agosto de manos del actual mandatario, Juan Manuel Santos, quien ha ocupado la Casa de Nariño (sede del Gobierno, en Bogotá) por dos periodos consecutivos de cuatro años cada uno. (Sputnik)