Fontur 2018
Petro reitera llamado al centro para unirse y ganar Presidencia de Colombia

Bogotá, 7 jun (EFE).- El candidato izquierdista Gustavo Petro insistió hoy en que el centro se una a su movimiento para ganar la Presidencia de Colombia el próximo 17 de junio frente al uribista Iván Duque.

Así lo expresó el aspirante en una rueda de prensa en Bogotá a la que asistieron la exsecuestrada de las FARC Íngrid Betancourt; la fórmula vicepresidencial de Petro, Angela María Robledo, y el senador Antonio Navarro Wolff, entre otros representares de partidos y movimientos que se han sumado a su campaña.

“Aquí faltan dirigentes políticos de Colombia, liberales, todo el liberalismo, entre ellos su candidato a la Presidencia Humberto de la Calle, los hermanos Galán (Juan Manuel y Carlos Fernando, hijos del asesinado Luis Carlos Galán)”, aseguró el exalcalde de Bogotá.

Petro, de Colombia Humana, afirmó que también espera la adhesión del senador Antanas Mockus, así como la de Claudia López, excandidata a la Vicepresidencia del movimiento Coalición Colombia (centroizquierda), liderado por Sergio Fajardo, que fue tercero en la primera vuelta y que anunció que votará en blanco.

“Si ellos no llegasen, ya veremos, y ganamos la Presidencia serán de nuevo invitados a ser parte de un Gobierno pluralista y profundamente democrático en Colombia”, apostilló.

Asimismo, insistió en que su campaña está “abierta a más” y recordó que han recibido el apoyo de personalidades de diferentes ámbitos, entre ellos el premio nobel de literatura J.M. Coetzee (2003), juristas, artistas y otros “3.004 académicos tanto de Colombia como de fuera”.

Por su lado, Betancourt, quien estuvo más de seis años en poder de las FARC, destacó la importancia de la coalición.

“Para nosotros es importante esta coalición para que Colombia entienda que esto no es simplemente un apoyo personal a Gustavo Petro sino que es la decisión de construir juntos esa visión de la Colombia que queremos”, destacó.

Al tiempo, Petro aclaró que no es cierto que haya recibido el apoyo de las FARC y agregó que, de ser presidente, “no” gobernaría con ese grupo, ahora convertido en movimiento político.

Explicó que lo que apoya su colectividad es que se cumpla el acuerdo de paz firmado en 2016 entre el Gobierno nacional y la exguerrilla, y recalcó que debe respetarse porque si eso no ocurre el Estado se convierte en “un gran promulgador de violencia”.

Del mismo modo, el candidato insistió en que el sistema electoral del país tiene fallas y recordó que el software utilizado en la primera vuelta del pasado 27 de mayo no pudo ser revisado y consideró que “es un elemento gris en la campaña, en la transparencia electoral”.

Criticó, además, que no se cambien los jurados para la segunda vuelta de los comicios y aseguró que con eso se “mantiene la oscuridad sobre el proceso electoral”. EFE