5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gabinete a la carta

Por La Bruja sin Escoba
11 de junio de 2018
Por La Bruja sin Escoba
11 de junio de 2018

Así como en cualquier restaurante al comensal se le ofrece de entrada la carta con los más suculentos platos, los electores van a tener ante sus narices, el más posible gabinete de Gustavo Petro, si este gana la presidencia el próximo domingo.

El propio candidato hizo el temerario anuncio al hablar en la Universidad del Valle ayer sábado, al señalar que este martes a más tardar, dará a conocer a los colombianos los nombres de sus ministros.

Petro respondió así una pregunta que le formularon acerca de la eventual posición que en un gobierno suyo, le daría a Sergio Fajardo, quien fue el ganador de la primera vuelta en la ciudad de Cali.

El anuncio de Petro en este sentido no solo es insólito y sin antecedentes en la historia del país, sino bastante arriesgado y comprometedor, mucho más para él que para los posibles nominados.

A estos últimos les quedará bastante difícil de entrada decir que no aceptarían una cartera en el posible gabinete de Petro, pues eso les significaría, ni más ni menos, alinderarse de una vez en uno de los dos bandos. Y a Petro, porque cualquier negativa que haya de esos personajes, se convierte en un golpe bastante significativo para él.

A no ser que ya estén adelantadas algunas conversaciones. De todas maneras esto del Gabinete a la Carta, es un plato bastante exótico en el restaurante electoral que estará abierto el  próximo domingo.

LÍDER?

Foto del perfil

Mientras Roma ardía, Nerón ejecutaba la lira, muy mal por cierto y bastante desafinado. Otros, aunque en condiciones no tan extremas, se dedican más bien a otear el horizonte en busca de ballenas.

Es el caso del ex gobernador Sergio Fajardo, receptor accidental de los votos depositados contra Petro y Duque el pasado 27 de mayo, y los cuales equivocadamente cree que son suyos.

Un líder lo que nunca puede hacer es dejar expósitos a sus seguidores, sean reales o ficticios, y mucho menos abstenerse de tomar y defender posiciones que justifiquen ese supuesto liderazgo.

Eso de ir a buscar ballenas y creerse más allá del bien y del mal, un ser extra terrenal ajeno a los vaivenes y avatares de la política en momento tan crucial como el que vive el país, en nada le ayuda a la promesa que va a incumplir de no volver a ser candidato.

Hay que recordarle a él, tan amigo de lo blanco, que las ballenas de ese color no están por el Pacífico nuestro sino un poquitico más arriba, en el Ártico.

Y habrá que pedirle al Altísimo que no permita la engullida de Fajardo por uno de estos cetáceos a la manera de un moderno Jonás, con el peligro de que ni siquiera lo devuelva para las elecciones próximas.

FRAUDE: SÍ PERO NO

Fraude lo que se dice fraude, determinante del resultado electoral del pasado 27 de mayo, no hubo según lo confirmó el Consejo Nacional Electoral.

Sin embargo el mismo organismo reconoció que si se presentaron adulteraciones en algunos formularios, hasta el punto de que le quitaron a Duque, finalmente, unos cuantos votos y se los pusieron al otro candidato Petro.

Hasta ahí, todo bien. Pero dejar las cosas tal cual, no parece lo más aconsejable. Esas adulteraciones aunque no determinantes, debieron tener un responsable, una persona que actuó de mala fe.

Sería deseable entonces, para sentar un precedente y no pasar de agache frente al delito, que se investigue en cuales mesas ocurrió la adulteración; quienes estaban a cargo de ella; quien era el presidente de la misma, quienes los jurados, en fin, que se establezcan responsabilidades. O será que en concepto del Consejo Nacional Electoral las adulteraciones por ser tan insignificantes en el total general, dejan de ser un delito y pueden soslayarse y dejar pasar como si nada?

ENCUESTAS… ENCUESTAS

Con la segunda vuelta que se  cumplirá  el próximo domingo regresaron las encuestas, y con ellas la incredulidad de algunos, la dicha de  otros y la  desconfianza de casi todos, aunque justo es reconocerlo que en la pasada jornada estuvieron acertadas, con la honrosa excepción de don César Caballero, el de Cifras y Conceptos.

Sin conocer la última de ellas adelantada por la firma Guarumo, por encargo del periódico El Tiempo, que apenas se conoce en la fecha, en todas las demás se da como triunfador a Ivan Duque, el candidato del Centro Democrático.

El asunto esta vez radica en la ventaja que unas y otras le adjudican al pupilo de Uribe, la cual va desde los veinte puntos hasta los seis, Invamer en el primer caso y Datexco, en el segundo.

Lo cierto es que con encuestas o sin ellas, con ventajas abismales o estrechas, hay que esperar el veredicto final de los electores: Domingo 17 de junio seis de la tarde o siete de la noche.

ALGUNOS RECADOS

Crédito: Procuraduría General de la Nación

A los altos funcionarios les está prohibido intervenir en política, pero no expresar sus puntos de vista sobre lo que, en su concepto, deben hacer quienes van a dirigir el país.

En el caso del Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, queda claro cúal es su talante y su filosofía al referirse a los grandes desafíos que vienen, por lo que vale la pena leer lo siguiente:

“El segundo gran desafío es la garantía del cumplimiento de los acuerdos de paz, circunscritos a los fallos de la Corte Constitucional.  No son tiempos de revanchismo. Colombia no puede dar marcha atrás ni atizar el fuego que aliente el regreso a la guerra”.  Bastante claro, no ?

Y esto otro del Procurador: “El tercer reto es avanzar en la lucha contra la inequidad, a través de un gran acuerdo contra la desigualdad…() Dar plenas garantías a la oposición y a los nuevos liderazgos sociales. Cada líder asesinado es una afrenta a la democracia y una vergüenza ante el mundo”. Entendieron ?

Y algo más de Carrillo Flórez en cuanto a reformar la justicia: Se requiere “un gran acuerdo nacional, que en ningún caso puede significar un retroceso a la Constitución de 1886 ni la disminución de los derechos adquiridos.  Ni la tutela, ni la Corte Constitucional ni los grandes avances de la Carta de 1991 pueden estar en juego. Hay que ser imaginativos sin caer en una histeria reformadora que se entienda como una revancha contra el sistema de justicia” También dijo el Procurador que el domingo 17 de junio “hay que votar por unidad, paz, equidad, ética y justicia”. Mensajes a Bolívar para que los entienda Santander ?

ESO DE LOS ATRASOS

Pánico, por decir lo menos, es lo que algunos y algunas padecen cuando se habla de ciertos atrasos en el discurrir de la vida diaria.

En el caso de Hidroituango, el pánico se ha convertido, y con toda razón, en una honda preocupación, pues ya parece inevitable que el gran mega proyecto, todavía en cuidados intensivos según gráfica descripción del Ministro de Minas, Germán Arce, va a tener un retraso de casi dos años en su ejecución y puesta en operación, si es que sale bien librado de la crisis actual. Es decir, si se salva.

Todavía debe correr mucha agua bajo los puentes, y en este caso específico la parábola es cierta, para que se sepa a ciencia cierta que va a ocurrir con Hidroituango; si definitivamente se sale al otro lado; a cuanto ascenderán los extra costos; si la casa de máquinas queda en condiciones; si su maquinaria sufrió pérdida irreparable, y cúal va a ser el cubrimiento de los seguros, entre otros aspectos puntuales e importantes.

Todo lo anterior en lo que tiene que ver con la parte técnica, porque la social es aún más complicada y nadie sabe hasta donde se extenderá. Los cálculos más optimistas hablan de unos seis meses para el posible retorno a sus lugares de origen de aquellos que ahora están evacuados, tiempo supremamente largo y costoso para mantener un sostenimiento adecuado de esas personas.

A PESAR DE TODO

No obstante el anterior panorama, lamentable desde todo punto de vista, hay una noticia alentadora para el país: pase lo que pase con Hidroituango, no habrá apagón inminente como muchos lo vaticinan.

La bruja fue enterada por gentes muy allegadas al sector energético colombiano, que la oferta actual en ese campo es muy superior a la demanda, y Colombia puede llegar tranquila al 2021 o 2022 sin ningún contratiempo en materia de abastecimiento.

A pesar del crecimiento vegetativo de la demanda, esta no ha superado en los ocho años del gobierno Santos los estimativos que se tenían al respecto, por lo que puede afirmarse en este momento, que hay y habrá superávit energético a pesar de Hidroituango.

El otras palabras, el ex presidente César Gaviria volverá a ser mal recordado, pero no por el apagón durante su gobierno sino por el exceso de energía que puso para dejar calcinado al pobre partido liberal.

P’A FUERA… P’A LA CALLE

Esa parece ser la consigna con Javier Gutiérrez Pemberty, expresidente de Ecopetrol y actual miembro principal de la junta directiva de Empresas Públicas de Medellín.

El concejal liberal de Medellín, Bernardo Alejandro Guerra, exigió el retiro inmediato de Gutiérrez Pemberty, a quien le imputaron cargos dentro del proceso que se adelanta por la corrupción detectada en Reficar.

En estos momentos, y seguramente en ninguno, tiene presentación que un personaje como este haga parte de la Junta de EPM, entidad que va a ser cuestionada y que tanta responsabilidad tiene en el asunto de Hidroituango y de  todas sus consecuencias, señaló el concejal  para sustentar su exigencia.

GRACIAS PRESIDENTE 

El anterior es el título del comentario que esa semana público en su blog, gusanoenlafruta, la columnista Marlene Singapur, con  referencia a la gestión del Presidente de los colombianos Juan Manuel Santos Calderón.

En uno de sus párrafos, Singapur manifiesta:

“No deja de ser curioso que mientras la comunidad internacional dimensionaba y valoraba con justeza, el enorme impacto histórico del proceso de paz sobre el mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo colombiano y de todo el continente; al mismo tiempo nuestra opinión pública retrocedía ante un horizonte terrorífico inexistente, inspirado por el carácter mezquino y vengativo de una sola persona. Allí hay un análisis por desarrollar, acerca de las fibras culturales que logró activar en su momento Álvaro Urbe Vélez, hasta contagiar a millones de incautos de un odio que no les correspondía albergar en sus corazones.”

 No excluye Marlene Singapur mencionar al Senador Alvaro Uribe Vélez a quien acaricia con un fuerte dardo envenenado:

“ Las actuales elecciones ya nos muestran, sin embargo, los beneficios de la firma de nuestro imperfecto acuerdo de paz, anunciando lo que con el tiempo será un nuevo y definitivo entorno sociopolítico en el país. En el momento de hacer historia, sería importante no sólo reconocer el esfuerzo y la decisión del gobierno de Juan Manuel Santos en procura de la finalización de la guerra, sino también el esfuerzo no menor que realizó Álvaro Uribe Vélez, para mantener vivo el carbón ardiente de una guerra sobre la que ha edificado su influencia y protagonismo público”.