6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hallados los cuerpos de periodistas ecuatorianos asesinados por disidencia de las Farc

21 de junio de 2018
21 de junio de 2018

Bogotá, 21 jun (Sputnik).- Las autoridades de Colombia encontraron tres cadáveres que podrían ser de los tres empleados del diario ecuatoriano El Comercio asesinados en abril supuestamente por un grupo disidente de la disuelta guerrilla FARC, dijo el jueves el presidente colombiano Juan Manuel Santos.

«Me informan que encontramos unos cadáveres que pueden corresponder a los cuerpos de los tres periodistas secuestrados y asesinados por alias ‘Guacho’. Estamos verificando su identidad. Reitero mis condolencias a sus familias y repudio por tan atroz crimen», indicó Santos en su cuenta de Twitter.

Poco antes la radio colombiana Caracol informó que agentes del Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula) de la policía habían logrado ubicar el lugar donde fueron enterrados el periodista Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60).

Los tres hombres fueron secuestrados el 26 de marzo en la región fronteriza ecuatoriana de Mataje, en la provincia de Esmeraldas (noroeste), por miembros del grupo Oliver Sinisterra, disidente de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), guerrilla que firmó la paz con el Gobierno de Santos, se desmovilizó y se convirtió en partido político.

El grupo está al mando del ecuatoriano Walter Patricio Artízala, alias ‘Guacho’.

El 3 de abril, los secuestrados pidieron mediante un vídeo al presidente ecuatoriano Lenín Moreno que intercediera por ellos y que los canjeara por tres integrantes del grupo armado que permanecen detenidos en Ecuador.

Otro pedido que formularon los secuestrados, en nombre de sus captores, fue que Ecuador anulara un convenio con Colombia para combatir el terrorismo.

El jueves 12 de abril se divulgaron fotografías de los tres periodistas asesinados, así como un comunicado del grupo Oliver Sinisterra pidiendo la gestión de organismos internacionales como la Cruz Roja para entregar los cadáveres.

A raíz de ese y otros incidentes violentos, Colombia y Ecuador reforzaron la presencia militar en la frontera común. (Sputnik)