Fontur 2018
Ganaron otra vez, las mentiras y el miedo

rafael zuluaga

Así no quieran aceptarlo los triunfadores, y se llenen de enojos y lancen improperios, debemos ser realistas. En los comicios presidenciales, pasó igual que en el plebiscito por la paz. Ganaron las mentiras y el miedo que difundieron los promotores del candidato Iván Duque, con su jefe a la cabeza, Alvaro Uribe, y sus seguidores que por medio de falacias, inventos y montajes contra el contendor Gustavo Petro, sembraron el terror y asustaron a los ingenuos votantes que volvieron a caer en la trampa al elegir a los mismos con las mismas, que estuvieron detrás del candidato uribista. Al tiempo que los colombianos se quejan de la corrupción, de la pobreza, de la falta de oportunidades, votan por la misma casta política, culpable de ese estado de cosas. Votan por quienes los tienen en la ignorancia y en la inopia.

LA PARANOIA ELECTORAL

Precisamente sobre lo anterior, hay que analizar el comportamiento previo de los electores y su estado de consciencia al votar. La causa de esa ignorancia, de la que se valen los políticos para atemorizar, es la falta de cultura política y de educación, que es aprovechada por los manipuladores, por medio de soterradas estrategias. De ahí que el voto no es consciente, ya que el elector toma la decisión, temeroso por la imposición de alguien, esa especie de figura paterna al que está acostumbrado, que a pesar de los maltratos, le hace falta y lo necesita. En la psicología eso se llama sadomasoquismo. Por eso, ese voto no es informado, no es consciente, ni razonado y es direccionado por quien inflige dolor y miedo. Los ciudadanos, en una gran mayoría, se quejan de los gobiernos victimarios y de su politiquería, pero los reeligen, para seguir en las mismas.

LA SATANIZACIÓN DE UN CANDIDATO

Aunque para estar casi solo, sin maquinaria electoral, sin gobierno, sin ministros, sin gobernadores y alcaldes, sin diputados y concejales, y unos pocos congresistas, y con todo el establecimiento en su contra, grandes empresarios y medios de comunicación, la votación que superó los 8 millones, no es nada despreciable para Gustavo Petro. Además de lo anterior, se impuso el fantasma del “castrochavismo”, inventado por Uribe, la satanización de la iglesia y otras congregaciones religiosas, que en los sermones y rezos de los pastores lo expusieron como el enemigo de Dios. Hubo tanta mentira y perversidad en su contra que llegaron a decir que si ganaba, iría a cerrar las iglesias, que iba a prohibir los crucifijos en las escuelas y otras tantas falsedades como convertir a Colombia en un infierno. Hasta cadenas de oración multiplicaron los fanáticos por las redes sociales en las que convocaban a rezos y conjuros.

LA ÚLTIMA VÍCTORIA DEL URIBISMO

Gustavo Petro, que aspiró a la Presidencia con su movimiento Colombia Humana, aunque se mostraba optimista, también reconoció la posibilidad de un resultado adverso. De ahí lo que dijo en Manizales el pasado viernes, donde cerró su campaña, que si no ganaba, y por supuesto triunfaba Iván Duque, “sería la última victoria del uribismo y su corruptela”. Aunque es difícil saber si se cumple esta premonición que expuso el candidato, Petro dejó entrever que su movimiento y todas las organizaciones y partidos que lo apoyaron seguirán en la lucha por derrotar la casta política que no permite el cambio en el país. Parece que a eso es a lo que le apostarán en las elecciones regionales de 2019, para ganar posiciones de poder local, y continuar su trabajo para el año 2022.

ROBLEDO NO SE HACE MUCHA ILUSIÓN

“No me hago ninguna ilusión con el gobierno de Iván Duque, por su programa de gobierno, contrario a lo que el país necesita, por las tradiciones del partido político al cual pertenece, por la trayectoria, por su herencia que viene desde el frente nacional, por ser en últimas de los mismos con las mismas, así lo quieran presentar de una manera diferente”, expresó el senador Jorge Enrique Robledo, dirigente del Polo, al reaccionar por los resultados electorales de ayer. Dijo que Duque es el clarísimo heredero de César Gaviria, de Samper, de Pastrana, de Uribe y de Santos, los responsables de las tragedias de este país de los últimos años. “Estoy convencido de que el Polo, no va a respaldar al gobierno de Duque y vamos a estar en la oposición como nos corresponde, tenemos un pensamiento distinto del que tiene, vamos a actuar de una manera diferente, oposición democrática, civilizada, a fondo, seria y responsable, como la que le hemos hecho a los gobiernos anteriores”, agregó el congresista.

GANANDO, PIERDEN

“Nosotros ganando con Duque, vamos a perder”, así se refirió un dirigente lizcanista al ver el pasado jueves la actitud displicente de la coordinadora del Centro Democrático en Caldas, Adriana Gutiérrez, en  una reunión con dirigentes de la U, línea del senador Mauricio Lizcano, cuando tuvo que compartir mesa principal con la Representante Luz Adriana Moreno Marmolejo, quien recientemente, por un fallo del Consejo de Estado, perdió su investidura por inasistencia a varias sesiones de la Cámara. La Marmolejo, estuvo en el encuentro en representación de Lizcano, y al que también asistió la senadora Paola Holguín, como delegada del candidato presidencial Iván Duque.

Pildoritas de Politicón

****Son tantos los partidos políticos arrimados al presidente electo Iván Duque, que la va tener difícil para complacerlos. Así hubiera dicho que esas adhesiones no contenían acuerdos burocráticos, sino programáticos, nadie le cree.

***Además del Centro Democrático, el más importante, por ser al que pertenece Duque, los partidos Liberal, Conservador, la U, Cambio Radical, Mira, Opción Ciudadana, entre otros, tendrán que hacer fila para recibir el mendrugo de poder.

***Todos esos partidos, por medio de los congresistas, muchos de los cuales aún cuestionados por investigaciones judiciales, se juntaron,muy pronto recibirán las gabelas y favores del paladín del electo presidente, quien dará las ordenes a su prohijado para proceder a la repartija.

***En Caldas el liberalismo castañista y el conservatismo yepista esperarán unas buenas tajadas del ponqué. Ya les están echando ojo a los principales cargos de entidades nacionales con asiento regional en Caldas.

***Y las migajas para los que llegaron de últimos, como Cambio Radical y la U, líneas lizcanista y penaguista, y los sierristas, que la van a tener dura. La contienda por la burocracia es ahora con el senador liberal Mario Castaño que con su aliado en Caldas, el Centro Democrático, tendrá la mayor parte.

***** “Lo peor de parte de una sociedad manipulada por la política, es ver a pobres defendiendo a ricos culpables de su pobreza”: Paulo Coelho, novelista y dramaturgo brasileño.