Fontur 2018
En operativos de salud se han incautado 2550 kilos de carne con riesgo para el consumo

Pereira, 7 de junio de 2018. A través del Comité de Inocuidad y la Mesa de Cadena Cárnica se han realizado actividades de inspección, vigilancia y control en el departamento.

A través del Comité Departamental de Inocuidad y la mesa de cadena cárnica que lidera la secretaría de Salud de Risaralda, se conoció que 2550 kilos de carne han sido decomisados y destruidos por no cumplir con las normas sanitarias y representar un riesgo para la salud de los consumidores durante este año.

Según el ingeniero de alimentos Alejandro Bartolo, que coordina el programa de Control de Factores de Riesgo de Consumo de la Secretaría Salud departamental, a través de la participación de diversos actores gremiales y las autoridades sanitarias, ambientales, de Policía se ha podido revisar toda la cadena desde la producción primaria, el transporte, el ingreso de animales a plantas de beneficio y el transporte de canales o de carne hacia los expendios verificando que se cumpla la normatividad sanitaria.

Crédito: Prensa Gobernación de Risaralda.

“Básicamente estamos socializando todo lo que ha venido haciendo cada una de las entidades donde se programan, además, capacitaciones con los diferentes grupos, con la comunidad, con los gremios y también se programan operativos de control para identificar sitios de sacrificio ilegal, tanto de porcinos como de bovinos y de aves; también, tomar las medidas que se consideren, como decomiso de productos, cierre de establecimientos como expendios e inmovilización de vehículos”, explicó el funcionario.

Los resultados de estos operativos han permitido el decomiso de más de 2.5 toneladas de las cuales un 94 % ha sido carne de cerdo que no cumple las condiciones sanitarias.

“Esa carne se debe destruir, no se puede donar; el procedimiento que se está realizando es desnaturalizar en el sitio la carne, se le echa algún químico que la deje inservible para el consumo y luego se lleva a una planta para su incineración para su disposición final”, dijo el ingeniero de alimentos.

Según la coordinadora del Invima en el Eje Cafetero, Sandra Rodríguez Cuenca, la articulación interinstitucional permite que todos los actores de la mesa cárnica trabajen en cada una de sus competencias, esto con el fin de que el producto que salga a comercialización para los consumidores cumpla con los requisitos sanitarios óptimos.

“La recomendaciones para el consumidor son, en primera medida, comprar en expendios reconocidos que cumplan con los requisitos sanitarios, que tengan obviamente una autorización sanitaria por parte de la Secretaría de Salud que es el caso de su competencia; que se compren productos cárnicos refrigerados y en buenas condiciones y que, sobre todo, se mantenga todo lo que tiene que ver con la cadena de frío, que una vez compren el producto lo antes posible sea llevado a sus viviendas y sea obviamente conservado en condiciones de refrigeración”, concluyó la funcionaria del Invima.

 

EL DATO: En lo corrido de 2018 en estos operativos se han sellado 13 expendios de carnes y un matadero clandestino, lo que ha permitido destruir 174 kilos de carne de res y 2403 kilos de carne de cerdo y chorizos que iban a ser comercializados y representaban riesgo para la salud del consumidor.  

(Comunicado de prensa)