18 de octubre de 2018

Emprendimiento brinda oportunidades a jóvenes de Riosucio y Villamaría

7 de junio de 2018
7 de junio de 2018
Imagen Unimedios

En estos municipios de Caldas, afectados por el conflicto armado, se han gestado siete iniciativas de innovación y emprendimiento con la reciente creación del Laboratorio de Innovación para la Paz, que opera la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

Los proyectos productivos –enfocados en apoyar los territorios de Riosucio y Villamaría– se centran en temas agropecuarios, sociales, ambientales y de comercio, y en ellos participará la población reinsertada y víctima del conflicto armado de estas zonas del país.

Las iniciativas se han gestado porque la U.N. fue escogida por la Fundación para las Américas –asociada a la OEA– para apoyar proyectos innovadores con enfoque de paz que puedan obtener financiación para su fortalecimiento e implementación, apoyo que se da en el marco del programa Democratizando la Innovación en las Américas (DIA) en Colombia.

El modelo reconstruye las enseñanzas de México, Jamaica y Costa Rica, países en los que funciona la Red de Laboratorios de Innovación. Sin embargo en Colombia se adapta a sus realidades y contexto por medio del fomento de iniciativas ciudadanas.

El proyecto DIA promueve la creatividad y activa el potencial de los jóvenes, en este caso la población reinsertada y víctima del conflicto armado, con el fin de resolver sus desafíos y los de sus comunidades para que se conviertan en agentes de cambio.

Transformación

Para identificar los avances del Laboratorio, las estudiantes Nataly Moreno Tirado y Catalina Zuluaga Velásquez, de Administración de Empresas de la U.N. Sede Manizales, evaluaron 46 encuestas que se realizaron a los participantes de este proceso de emprendimiento e innovación para beneficio de estas comunidades.

Primero determinaron que los jóvenes lograron cambiar su forma de pensar y adquirieron conocimientos más estructurados sobre emprendimiento.

Así mismo su análisis arrojó que los entrevistados se sienten capaces de adelantar un proyecto a cabalidad, porque no solo se les brinda capacitación sobre innovación y emprendimiento, sino que también conocen sobre herramientas de financiación para perdurar en el tiempo.

De otro lado, el 93 % consideró que sí existe una relación entre emprendimiento y paz, siempre y cuando los proyectos productivos busquen el bienestar para la sociedad en general y le aporten a problemáticas del diario vivir.

“La iniciativa en Caldas de tener el Laboratorio de Innovación para la Paz ha generado un impacto positivo en estas dos comunidades, porque les ha permitido tener sus propios ingresos y recursos; además sus ideas son factibles en el tiempo”, indicó la estudiante Moreno.

Agregó que ninguno de los proyectos implementados por otras entidades en ocasiones anteriores ha tenido continuidad en la comunidad objeto de estudio.

La estudiante Zuluaga precisó que este apoyo no se daba por falta de conocimiento y pocas bases sobre el emprendimiento de estas comunidades.

Transforma vidas 

Las estudiantes explicaron que, como en otras regiones del país, en Caldas el conflicto armado se vivió especialmente en las poblaciones del occidente y la subregión centro-sur del departamento. Es por eso que en Villamaría y Riosucio se observa una gran parte de las afectaciones que han dejado las acciones de los grupos al margen de la ley, como por ejemplo masacres, extorsión y sicariato.

Así mismo manifestaron que el laboratorio de emprendimiento ha llegado en un momento oportuno para ayudar a impulsar las iniciativas de los pobladores. Sin embargo recomendaron empezar a atraer la atención del sector privado a los proyectos que están iniciando para que estos tengan mayor posibilidad de perdurar en el tiempo con apoyos financieros.

UNIMEDIOS