6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El presidente Duque vs el presidente

21 de junio de 2018
21 de junio de 2018

Política con pimienta

Crédito: Facebook @IvánDuqueMárquez

Es bien sabido que la sicología de un candidato sufre profunda transformación una vez elegido. El que dijo Uribe ganó y ya esa página dobló. Qué va a pasar con el gobierno Duque? Si se desmarca de Uribe, éste se sentirá otra vez traicionado, esperándonos cuatro años más de trifulcas, iras y mentiras. Y si no se desmarca, otro gobierno del presidente eterno será el caos. A quién le jurará lealtad el novel presidente?

La historia y la “coalición Colombia”

Desde 1850, la élite política y económica colombiana, cada vez que siente amenazados sus privilegios o su poder, hace pactos entre sí, como el del frente nacional en el que se repartieron “la marrana” durante dieciséis años; y promesas electorales para no cumplirlas. Ahora se han inventado una tal “Coalición Colombia”, la ganadora de estas elecciones, en la que se juntó toda la política tradicional: Centro Democrático, liberales, conservadores, la U,  Cambio Radical, y como gran novedad grupos cristianos que ven en la religión una vía hacia  el poder y la riqueza terrenal. Este acuerdo fue publicitado y vendido a través de la mayoría de los medios de comunicación, propiedad de esa misma élite. Millones de colombianos votaron el domingo por las nuevas promesas de los cambios sociales tantas veces incumplidos. Será este joven presidente la excepción?  Amanecerá, y veremos si la historia se repite. 

Mermelada de números

Para la segunda vuelta electoral el candidato Duque aceptó los votos oficiales del Partido Liberal, todo el Partido Conservador, todo Cambio Radical y un número muy importante de parlamentarios de la U, (Coalición Colombia), pasando de 7.5 millones de votos en la primera vuelta a 10.3 millones, con un incremento del 37%. Por el lado de Petro el incremento fue del 65% en la segunda vuelta, pues pasó de 4.8 millones a 8 millones. Dicen por ahí, que sin los votos de los enmermelados Duque no habría ganado. Más claro no canta un gallo. 

Mermelada a mordiscos 

El presidente electo en su discurso del domingo ni mencionó ni agradeció a los partidos Liberal, Conservador y Cambio Radical, ni a los miembros del Partido de la U que lo acompañaron, a los cuales, enmermelados y todo, recibió para ganar la segunda vuelta. Al tomar distancia, el ganador notifica a la Coalición Colombia que la mermelada en su gobierno será a mordiscos. De paso preavisó a Simón el hijo de Cesar, que su aspiración ministerial está embolatada. 

Bobitos no

Crédito: El Heraldo

La mentira sobre el castrochavismo y la venezolanización de Colombia si ganaba Petro, con la que amenazó el candidato Duque durante toda la campaña, no se la creyeron en Bogotá, donde lo conocen muy bien,  pues fue su alcalde. Las cifras así lo demuestran. En la primera vuelta Petro le ganó a Duque por 110 mil votos, y en la segunda cuadruplicó la diferencia con 440 mil; los casi 1.900.000 votos que sacó en la segunda, representaron un incremento del 71%. Bogotá se consolida así como la ciudad de mayor voto de opinión en Colombia, muy a pesar de la prensa capitalina. El presidente electo queda en deuda con los bogotanos. Bobitos no.

A pesar de Petro

Durante el discurso del domingo, en el que Petro reconoció el triunfo de Duque sin felicitarlo ni desearle éxitos en la gestión, su fórmula vicepresidencial tuvo que pedirle públicamente que reconociera su aporte a los ocho millones de votos que el candidato se abrogaba y celebraba sin nobleza para con ella ni respeto por sus votantes no petristas. Muchos de ellos afirmaron con nostalgia, que si a pesar de Petro se había sacado semejante votación, con Carlos Gaviria se habría ganado. En Colombia la política cambió.