16 de noviembre de 2018

Departamento no es responsable por incumplir acuerdo de accionistas de la desaparecida EPS

8 de junio de 2018
8 de junio de 2018

Fallo del Consejo de Estado

Manizales, 08 de junio de 2018. El Consejo de Estado exoneró de toda responsabilidad al departamento de Caldas por el incumplimiento contractual del acuerdo privado de accionistas celebrado con la sociedad Platino, cesionaria de las acciones que tenía en la desaparecida Empresa Promotora de Salud (EPS de Caldas).

La decisión de la sala de lo contencioso administrativo, sección tercera, subsección “B”, de ese alto tribunal, resolvió en apelación un fallo proferido en octubre de 2008 por el Tribunal Administrativo de Caldas que había declarado la caducidad de la acción y se había inhibido para fallar de fondo.

No obstante, la sentencia de segunda instancia modificó ese fallo en otro sentido y declaró de oficio la excepción de falta de legitimación en la causa por pasiva del Departamento de Caldas, único demandado en este asunto, y en consecuencia negó las pretensiones de la demanda.

La sociedad Platino S.A. en enero de 2005 formuló en contra del Departamento una demanda de controversias contractuales que pedía se declarara como responsable, por ser miembro de la junta directiva de la EPS de Caldas S.A. El demandante alegaba que se le había suministrado una información financiera y contable completamente diversa a la que correspondía a la realidad de esa empresa para la época del negocio, por el que pretendía que se ordenara a la Gobernación de Caldas cancelar la suma de cerca de $1.214 millones, que correspondía a la inversión inicial realizada, más el monto correspondiente a la indexación o actualización financiera de la misma.

EL ORIGEN DEL PROBLEMA

La historia se remonta cuando la EPS de Caldas S.A. entró en proceso de liquidación forzosa administrativa de su operación en el régimen subsidiado, con riesgo de no contar con el patrimonio mínimo necesario para operar en el régimen contributivo, y por ende, de quedar incursa en causal de disolución.

Por lo anterior, los accionistas propiciaron el ingreso a la EPS de un inversionista privado que inyectara el capital necesario para el cumplimiento de su objeto social. Fue así como el 5 de junio de 2002 adhirió la Sociedad Platino S.A. (cedente de la Clínica de Manizales) al acuerdo celebrado entre los accionistas de la EPS de Caldas, con el compromiso de suscribir y pagar 1.791 acciones privilegiadas clase A por valor de un millón de pesos ($1.000 000 m/cte.) cada una, una vez cedido a su favor el derecho de suscripción por los socios originarios.

Por su parte, los accionistas de la EPS, entre ellos, la Gobernación de Caldas, se comprometieron a garantizar la seguridad de la inversión mediante la reducción de capital social con cargo a los accionistas primigenios por asunción de pérdidas, según se estableciera en los siguientes balances contables y la entrega del control administrativo y financiero al inversionista, para lo que se comprometieron a realizar las reformas necesarias, en una próxima asamblea extraordinaria de accionistas.

LO QUE DIJO EL CONSEJO DE ESTADO

En apartes de la sentencia, el Consejo de Estado consideró que el llamado a responder por el incumplimiento contractual no es el Departamento de Caldas, pues, aparte de la votación en bloque acordada, que, como se ha dicho, está viciada de ilegalidad, no le asistía la obligación de garantizar la inversión realizada por la empresa Platino S.A. “Fue la sociedad misma, a través de su máximo órgano societario la que, en sesión de 5 de junio de 2002, se comprometió a adoptar en próximas sesiones, las reformas acordadas, las cuales, en todo caso, como se ha señalado, fueron dispuestas con desconocimiento de las normas en que debían fundarse”, expresa el fallo.

En este punto, la Sala puso de presente la condición de sociedad anónima por acciones de la EPS de Caldas y al tiempo la falta de legitimación para exigir a los socios por el cumplimiento de obligaciones sociales conforme lo disponen las normas legales. “Así, no habrá acción de los terceros contra los socios por las obligaciones sociales. Estas acciones sólo podrán ejercitarse contra los liquidadores y únicamente hasta concurrencia de los activos sociales recibidos por ellos (…)”.

En ese orden, la Sala no podrá declarar la nulidad absoluta del contrato en cuestión pese a la ilegalidad advertida que vicia la totalidad de las cláusulas, menos pronunciarse sobre el incumplimiento contractual demandado, comoquiera que la parte interesada no fue demandada, esto es, la EPS de Caldas S.A. en liquidación, persona jurídica distinta de sus socios, quienes no están llamados a responder.