25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Absuelto Nicolás Aguilar

27 de junio de 2018
Por César Montoya Ocampo
Por César Montoya Ocampo
27 de junio de 2018

Se admiran,respetan y aplauden  las condiciones verificables, la jerarquía intelectual,el denuedo en el combate, el perfil singular que le da jerarquía al ser humano. Ser -en política- es difícil porque la envidia emponzoña  y busca destripar   al émulo. Los enemigos son perversos, inventan crímenes  y asesinan el honor.

Se persigue, se denigra, se montan cadalsos para ahorcar  al contrario, se goza cuando se ven cadáveres sangrantes.   Se paga caro cuando se es joven inteligente. Los contrarios cuando son pigmeos, meten zancadillas para obstaculizar el avance de un capitán signado por el talento. Esos metiches insignificantes gustan de las contiendas entre peones, mundo al cual ellos pertenecen.

Estas palabras tienen que ver con Nicolás Aguilar. No me importa en qué Partido político milite. Cada cual se ubica en el fortín ideológico que elija. La inteligencia y el carácter derrumban barreras y rompen diques de contención. El triunfo no pertenece a los eunucos mentales,  menos a los que manejan desperdicios vinagres de plazas de mercados.

El hombre fino que tiene un  águila  altanera  que lo mima con mensajes de los dioses, sabe que su horizonte, asi ocasionalmente se tiña de  nubes espesas,  es alcansable y promisorio.

Nicolas Aguilar tiene casta. Es un  joven guerrero no asustable. Es perpendicular, no maleable, no escondible  por sustos pasajeros. Ahí está como una roca, seguro de sí  mismo, sólido como una  montaña.

Aguilar denunciado por bellacos,ha sido absuelto. Quienes lo admiramos, compartimos su victoria contra la calumnia.

 

César Montoya Ocampo