Fontur 2018
Eje Cafetero: donde más influenciarían las redes sociales, por encima de la TV, en época electoral
  • La televisión es líder entre los encuestados como primera fuente de consulta durante este periodo.

 

Crédito: News.Stanford.edu

  • La región es la que más usa Facebook para seguir a los candidatos y la que menos usa Twitter.  
  • Es la zona que más consulta las páginas oficiales de los presidenciables.

Pereira/ Manizales/ Armenia, 11 de mayo del 2018. La encuesta “Percepciones y Opiniones acerca de Internet en Colombia” contratada por .CO Internet con el Centro Nacional de Consultoría (CNC), estudia por primera vez la influencia de las redes sociales y las plataformas digitales en los colombianos durante las elecciones a la Presidencia de Colombia.

En la indagación hecha en el Eje Cafetero, la televisión es el medio al que más recurren los encuestados para informarse sobre el tema con un 66% durante este periodo. La gran sorpresa es que el 56% acude a las redes sociales, ubicándolas como la segunda fuente favorita. Les siguen los medios digitales (53%), la radio (42%), el voz a voz (30%) y los medios impresos (27%).

Lo anterior significa que definitivamente y no obstante de la penetración de los medios tradicionales, ya Internet está marcando grandes cambios en las plataformas de comunicación que usamos en temas muy concretos, como el que ahora estudiamos en el campo electoral. Dentro del estudio se destaca que los consultados se informan en un 93% a través de los medios tradicionales (televisión, radio, medios impresos y el voz a voz), mientras que las redes sociales y los medios digitales son usados en un 78%.

Los consultados entre los 46 y 60 años de edad son quienes más usan los medios digitales para informarse sobre los próximos comicios presidenciales con (55%), esto mismo ocurre con los entrevistados que pertenecen a los estratos 3 y 4 (57%). Por otra parte, los encuestados que tienen entre los 18 y los 31 años son quienes más usan las redes para este fin (61%) y quienes pertenecen a los estratos 3 y 4 (66%). Además, quienes más las usan son los hombres con un 62%.

La encuesta, realizada entre febrero y marzo pasado a 1.040 personas en Bogotá, Cali, Medellín, la Costa Caribe, los Santanderes y el Eje Cafetero, también señala que los encuestados en esta última región consideran que los medios más influyentes durante este periodo son las redes sociales (40%), seguido de la televisión (32%); continua los medios digitales (18%), la radio (8%) y los medios impresos (2%).

Un dato relevante sobre este asunto es que el Eje Cafetero sería el único lugar del país donde la televisión no influenciaría más que otros canales de comunicación en el marco de la contienda electoral. Asimismo, los consultados manifiestan que los medios digitales son los que más influencian en las elecciones (58%), mientras que los tradicionales con un 42%.

A la pregunta “¿Ha buscado información de los candidatos en su página web oficial?” el 46% manifestó hacerlo. Algunos datos que se desprenden sobre este tema es que quienes más lo hicieron son las mujeres (50%), los encuestados entre los 18 y los 31 años (55%) y quienes pertenecen a los estratos 3 y 4 (47%). Además, la encuesta señala que el 54% ha buscado información de los candidatos a través de redes sociales, siendo los más activos en este aspecto la población entre los 18 y los 31 años (64%) y miembros de los estratos 3 y 4 (58%).

Cuatro de cada 10 consultados en Cali (44%) manifestó seguir a alguno de los candidatos por las redes sociales. La encuesta señala que los habitantes del Eje son los que más hacen seguimiento de este teman en Facebook de con un 82% y, a su vez, la que menos usa Twitter en todo el territorio nacional (39%).

De la información recibida por esta vía, el 14% de los habitantes del Eje Cafetero señalan que la información en su totalidad o la mayoría de veces es cierta, el 80% piensa que en ocasiones es falsa y en otras no. Asimismo, 46% de los consultados en la región señala que la información que circula por redes sociales sobre la contienda electoral sí influye en su voto, y el 35% considera que esta es una vía por la cual los candidatos pueden escuchar sus inquietudes. Por su parte, el 34% aseguró que participa en los sondeos virtuales que realizan los medios digitales que consultan su intención de voto.

“Este estudio reafirma la importancia de los temas digitales en el país durante una época tan importante como lo son las elecciones a la Presidencia de Colombia. Realizar este tipo de encuestas que evalúan la influencia de las redes sociales y los medios digitales en un proceso electoral, es fundamental en tiempos en los que es evidente que estos canales cada día tienen más protagonismo en nuestro sistema, rutinas y decisiones”, afirmó Eduardo Santoyo, gerente general de .CO Internet.

¿Para qué usan Internet los habitantes del Eje Cafetero?

Los tres principales usos de Internet continúan en el mismo orden, con respecto a la versión pasada de esta encuesta. Revisar correos es la actividad que más hacen los consultados en el Eje Cafetero, seguido de ver las redes sociales y de explorar contenidos. Este último hecho se presenta con mayor fuerza en la población entre los 32 y los 45 años. Los usuarios entre 46 y 60 años son quienes más emplean tiempo en revisar correos, mientras quienes están entre los 32 y 45 son los que más toman cursos de manera virtual. De otra parte, quienes revisan el correo de 1 a 3 veces al día representan el 39% de la población y el 29% lo hace todo el tiempo o cada vez que recibe una notificación.

Otro de los datos revelados en la encuesta es que la mayoría de las personas consultadas usan Internet desde hace más de seis años (87%). A su vez, el 68% señaló que desde hace más de 6 años tiene acceso a la red en su hogar. Además, el 60% de los entrevistados afirma que Internet debe ser un espacio libre, sin límites al contenido y a las posibilidades de expresión, porcentaje que aumentó en 9 puntos frente a los resultados de 2017. Por otra parte, el 33% cree que el acceso a Internet en Colombia es óptimo y suficiente, cifra que tuvo una reducción de cinco puntos porcentuales con respecto al año anterior.