18 de octubre de 2018

Del rechazo a íconos del éxito.

21 de mayo de 2018
Por Jorge Eliécer Castellanos
Por Jorge Eliécer Castellanos
21 de mayo de 2018
Jorge Eliécer Castellanos

Jack Ma, Oprah, Disney, Jobs, Einstein, sin duda, son personalidades de gran éxito que pudieron obtener triunfos excepcionales pese a muchos fracasos y rechazos continuados. En el contexto deportivo Messi, James Rodriguez,  y muchísimas figuras del deporte ambién fueron rechazados y construyeron paulatinamente, dejando atrás tales huellas, un estándar de éxito memorable. 

El fundador de Alibaba, Jack Ma, sostuvo que antes de convertirse en uno de los empresarios más prósperos del mundo, y el hombre de mayor riqueza en China, tuvo que padecer diferentes rechazos.

Obviamente, que no es el único destacado prohombre que alcanzó la cima del éxito, teniendo un camino de fracasos espinosos, de vicisitudes dolorosas que a la postre los llevaron a la victoria final.

Vale dejar consignado que conforme al portal ‘Business Insider’, en su adolescencia Jack Ma reprobó el examen de ingreso al colegio en tres oportunidades consecutivas. Por último el referido empresario pudo ingresar a un centro de educación, empero, al poco tiempo se le excluyó del alumnado.

Después del fracaso reiterado en su proceso educativo, el joven procuró obtener un trabajo, empero, en 30 veces fue rechazado.

“Incluso fui a KFC cuando llegó a mi ciudad. 24 personas pretendían a este trabajo, 23 fueron aceptadas. Yo era el único hombre…”, manifestó Jack Ma.

Increíblemente, el ícono de los admiradores de la tecnología, el cofundador del gigante Apple, Steve Jobs, de igual manera, tuvo que soportar el rechazo.

Es interesante advertir que la situación de dificultad no se presentó en su camino cuando era joven sino más bien cuando ya estaba al frente de su empresa, valorada en esa ocasión en 2.000 millones de dólares y con un número superior a 4.000 empleados.

A sus 30 años Jobs fue expulsado de la compañía que el mismo había conformado.  A medida que Apple crecía Steve Jobs determinó contratar a un especialista para orientar la empresa en su compañía, no obstante, pasaron algunos meses y su  visión estratégica futurista choco frontalmente con su nueva contratación hasta el punto que se aislaron totalmente.

“Había sido rechazado, pero aún estaba enamorado. Así que decidí empezar de nuevo”, recordaba el genial inventor de tecnología. “No me di cuenta entonces, pero resultó que el hecho de haber sido despedido de Apple fue lo mejor que jamás me pudo haber pasado. El peso del éxito fue reemplazado por la ligereza de convertirme de nuevo en un principiante, menos seguro de las cosas”, aseguró Jobs, quien creó Next y adquirió Pixar antes de regresar a Cupertino como salvador y disparar a la compañía a los éxitos que ha alcanzado recientemente.

Vale subrayar suplementariamente que la compra del servicio de mensajes instantáneos WhatsApp por Facebook fue una de las noticias de mayor resonancia en el mundo empresarial en los últimos años. Es paradójico que hace un lustro la red social dio la negativa para emplear a uno de los creadores de la referida herramienta.

A mediados del 2009, el ingeniero de software Brian Acton, quien había estado por más de una decena de años con Apple y Yahoo, jamás, en este tiempo, pudo acceder a un empleo. Entre otros, se dirigió a dos gigantes emergentes de Internet: Twitter y Facebook. Las dos compañías le negaron la posibilidad.

Sin poder encontrar empleo, Acton y su excolega de Yahoo y amigo Jan Koum, a quien Facebook también rechazó, pasaron un tiempo viajando. Finalmente, ambos encontraron una alternativa: Koum lanzó una ‘startup’ y Acton se unió nueve meses después. Para diciembre del 2013 su WhatsApp ya contaba con 400 millones de usuarios activos por mes.

En el entorno deportivo las anécdotas de rechazos superan largas listas e increíbles testimonios. El aspecto físico de estos futbolistas cuando era jóvenes fueron impedimento para que algunos clubes los ficharan.

Muchos aficionados la futbol reconocen  el caso Lionel Messi. El astro argentino de manera humilde e inteligente se esfumó del tema de su baja talla. Con goles y habiulidades extraordinarias se convirtió paulatinamente en el mejor goleador del orbe.  Se da cuenta noticiosa que el Club español de Barcelona lo apoyó en un tratamiento médico especial en aras de alcanzar unos centímetros más.

Ahora bien, existen jugadores de futbol de brillantez mundial que por su aspecto físico fueron rechazados, increíblemente, por diferentes clubes en diversas naciones.

Verbigracia, Isco, según ESPN, se da cuenta que  los cazatalentos del Manchester United quisieron contratarlo en el año 2013, empero, dijeron que “su cabeza es demasiado grande para su cuerpo”.  Exactamente a Antoine Griezmann, el Club Lyon de Francia le manifestó la negativa de ingreso por ser “demasiado bajito”. Después se arrepintieron.

A nuestro querido James Rodríguez, El Club brasileño Palmeiras que estaba realmente impresionado por la calidad de las habilidades del zurdo lo descartó aduciendo que “estaba demasiado gordo”.

A Keylor Navas, el flamante arquero del Real Madrid, varios equipos de Costa Rica, le ignoraron por su pequeña estatura.

A David Silva, el Arsenal de Inglaterra lo detalló en múltiples oportunidades y al final lo rechazaron dado que no cumplía las exigencias físicas de la Premier League.

En estos casos, claramente el rechazo ha significado la apertura de caminos de grandes posibilidades de concretar el éxito, así como en otros la soberbia ha derivado en el encuentro de la deshonra.

Ciertamente un rechazo puede labrar con inteligencia y denuedo en superarlo, situaciones que a la postre pueden transformarse en éxitos rutilantes insospechados.
 
                   [email protected]