Fontur 2018
Corea del Sur pide a Pyongyang que vuelva a la mesa de negociación

Corea del Norte canceló la reunión de alto nivel planificada para este miércoles en protesta por los ejercicios militares conjuntos con Estados Unidos y en rechazo a un desarme al estilo del impuesto a Libia en 2003.

DW publica hoy una imagen de la agencia Reuters de un avión de combate cuando despega esta mañana de la base de Gwangju, en Corea del Sur.

Seúl tachó este miércoles (16.05.2018) de “lamentable” la decisión de Corea del Norte de cancelar las conversaciones a alto nivel entre los dos países debido a los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur. El Ministerio de Unificación añadió en su declaración que la decisión no es “conforme al espíritu y propósito de los acuerdos alcanzados entre los líderes de los dos países”, según recogió la agencia de noticias Yonhap.

El comunicado del ministerio agrega que el Gobierno sigue comprometido con la declaración de Panmunjon a la que se llegó el mes pasado en la cumbre intercoreana y urgió a Pyongyang a regresar a la mesa de conversaciones “lo antes posible”. La reunión fue cancelada en protesta por las maniobras aéreas que están llevando a cabo Corea del Sur y Estados Unidos.

Corea del Norte volvió a decir hoy que se está replanteando además si seguir adelante con la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump, prevista para el 12 de junio, debido a las propuestas planteadas desde Washington para que desmantele de golpe su programa nuclear. Una nota firmada por el vicecanciller Kim Kye-gwan y publicada por la agencia estatal de noticias KCNA dice que la propuesta estadounidense “no supone un intento de solventar el problema a través del diálogo” y acusa a Washington de “tratar de imponer el destino de las derruidas Libia e Irak” a Corea del Norte.

dpa/EFE (LGC), Deutsche Welle