Fontur 2018
Colombia se consolida cada vez más en las Smart Cities

Bogotá, mayo del 2018. Según el estudio “Smart City Playbook”  Bogotá es una de las urbes en el mundo que está avanzando a pasos agigantados en materia de ciudades inteligentes.

En el mundo el concepto de “Smart Cities” ha tomado relevancia en los últimos años, y si bien en Colombia el término es aún incipiente en la administración urbana, cada vez se evidencia más la apuesta de muchas compañías por ayudar a consolidar ciudades inteligentes en el país.

Imagen referencial tomada de Revista Equipar

En este sentido, la utilización de aplicaciones de inteligencia para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y alcanzar una sostenibilidad ambiental, son algunas de las variables que han llevado a que las urbes tengan este alcance.

En países como Colombia, y en ese camino, el sector transporte ha logrado acoplarse fácilmente a la evolución del Big Data y de la tecnología Cloud, pues gracias a estas herramientas, las empresas tradicionales de transporte y aquellas que han migrado a estructuras aplicativas, logran tener una visión completa de la cadena de valor, recibiendo información en tiempo real del estado de movilidad, rutas y flujos.

Dicha información impacta de manera positiva en el diario vivir de una persona que se moviliza en ciudades como Bogotá, que según el estudio “Smart City Playbook, es una de las urbes en el mundo que está avanzando a pasos agigantados en materia de ciudades inteligentes. Pero Bogotá no es la única bajo esta tendencia, Medellín también ha tenido importantes avances.

De acuerdo con un informe de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT) y de Fedesarrollo denominado¿Qué tan inteligentes son las ciudades colombianas?, se ha logrado identificar que existen planes y políticas para hacer sistemas inteligentes destacando cuatro aspectos esenciales: espacios públicos, el nivel de digitalización, la conectividad, la democratización del acceso a telecomunicaciones y la cobertura de telefonía celular e infraestructura física.

Estas apuestas surgen del rol que han adquirido los sistemas de transportes en la construcción de ciudades sostenibles, el desarrollo de la industria y el comercio actual. A su vez, el desarrollo de las TIC, que ha puesto nuevas estructuras, permite la optimización y el aprovechamiento de diferentes canales tecnológicos para mantener su crecimiento. A su vez, estas han ayudado a superar los retos en la creación de empresas y cobertura tecnológica de un país como Colombia.

Adicionalmente, los avances tecnológicos permiten tener datos en tiempo real y trazabilidad del transporte haciéndolos más eficiente en la logística con una información veraz y oportuna de los traslados de productos. Tal es el caso del transporte de mercancías en los que las empresas organizan los paquetes para ser despachados hacia los mismos puntos en un solo vehículo, suponiendo la reducción de los costos de operación hasta un 25%.

De esta forma, muchas empresas buscan crear modelos y herramientas que apoyen los servicios de movilidad evitando retrasos e imprevistos, permitiendo así una forma de viajar, con información bajo demanda en tiempo real y una planificación con menos incógnitas y tiempos muertos.

En efecto, el uso apropiado de la tecnología en cualquier sector económico propicia una mejora significativa en la vida de las personas que todos los días se convierten en usuarios de servicios diferenciados en la medida que más se amolden a las necesidades de cada individuo.

En este sentido, cada vez es más el llamado para que los ciudadanos se unan a la construcción de ciudades más inteligentes, lo que llevará a que las poblaciones se apropien de sus territorios y, a través de la tecnología, puedan ayudar al desarrollo y a potenciar el futuro de sus núcleos urbanos.