20 de octubre de 2018

¿Calditas o Gran Caldas?

21 de mayo de 2018
Por Camilo Gaviria
Por Camilo Gaviria
21 de mayo de 2018

Camilo Gaviria 

Que debemos hacer en Caldas para que después de más de 20 años logremos realizar las grandes obras que necesita la región?

El uso de diminutivos en los niños es muy tierno, pero en los adultos genera conformismo y mediocridad. Por eso la invitación a los que somos parte del 73% de la población, los menores de 43 años, es que llegó la hora de pensar y actuar en grande. Un pariente al cual aprecio mucho, y quien es un optimista exagerado, cuando hablamos de las grandes obras en Caldas, me dice que a mi nada me gusta y que soy negativo. A lo que siempre debo responderle, que esa es una forma de ver la situación, pero que el problema de fondo es que en Caldas hemos sido permisivos y conformistas. Por lo que a mi respecta, haré todo lo que esté a mi alcance para que en Caldas eliminemos de nuestro léxico los diminutivos. No más trochitas del café, No más aeropuerticos de papel, No más puerticos ilusorios de Tribugá, No más carreteritas terciarias, No más equipitos deportivos.

Después de superar la tara cultural, y ponernos metas grandes y ambiciosas, debemos realizar una cruzada para que los diferentes actores trabajemos en equipo. Es prioritario volver a tener una bancada de representantes y senadores de Caldas que trabajen juntos para alcanzar los grandes propósitos. No podemos seguir con congresistas que solo trabajan para llenar sus bolsillos y que pelean entre ellos por quién tiene más poder y cuotas burocráticas. Así mismo, la gobernación y todas las alcaldías deben ser parte de este gran equipo, sin importar su color político. Después de elecciones, se necesita un solo equipo para construir el Gran Caldas.

Las universidades deben acercarse al aparato productivo para conocer las necesidades que se tienen y así poder formar profesionales idóneos. Los grandes proyectos de investigación y de desarrollo aplicado a nuestra región se pueden realizar si y solo si existe una alianza efectiva entre la universidad, el sector privado y el sector público.

Por ultimo, en el sector privado legal y formal debemos dejar la indiferencia y la desidia con lo público. Debemos entender que para bien o para mal, la política tiene que ver  con la economía y con el entorno. Debemos empezar a trabajar en equipo para ayudar a trazar las rutas de desarrollo e influir que lleguen personas sobresalientes en lo profesional y en lo ético a los cargos públicos. Y denunciar a aquellos privados que corrompen a los funcionarios públicos para enriquecerse de manera ilegal.

Hoy tenemos la gran oportunidad de empezar a construir el Gran Caldas. El pasado 17 de Mayo en una gran evento en Expoferias, un Gran candidato llamado Iván Duque, una vez más se comprometió con las Grandes obras que requiere Caldas. Para ello, nuestra generación que hace parte de ese 73% de Caldas, debemos interiorizar que ya no tenemos a quien echarle la culpa. Nuestro momento es aquí y ahora, y es nuestra responsabilidad abrirnos los espacios en todos los sectores para demostrar de qué estamos hechos. Llegó la hora que todos los jóvenes mayores de 18 años, elijamos el próximo 27 de mayo a un Gran presidente, para que todos juntos, pasemos de un calditas a un Gran Caldas.

PD: Más adelante hablaremos de cómo construir un equipo de alto desempeño en Caldas con integrantes del 73% y de los Grandes Legionarios.