16 de noviembre de 2018

“Potrerización” precipitó falla en la cuenca del Cerro de Oro-Expoferias

16 de abril de 2018
16 de abril de 2018

Manizales, 16 de abril de 2018. Un experto en riesgo dijo a EJE 21 que la causa de la inestabilidad en la cuenca del Cerro de Oro-Expoferias, se relaciona con la potrerización en un entorno tectónicamente activo dada la presencia de La Falla del Perro.

La potrerización, expresión que califica el uso conflictivo del suelo destinado a la ganadería en esta frágil cuenca del medio periurbano de Manizales, es una problemática generalizada de la Ecorregión Cafetera, puesto que en todo el territorio, según Alma Máter (2010), mientras la superficie apta para potreros era del 4 % del territorio, las coberturas en dicho uso alcanzaron el 49 %, y mientras el potencial forestal era del 54 %, las áreas en bosque bajaron al 19 %.

Tras las lluvias registradas en los últimos días, este fenómeno propicia el entallamiento de cauces y el movimiento de laderas, expresó.

Dado que los eventos climáticos extremos de invierno, gradualmente han desestabilizado el escenario, se requieren coberturas vegetales y protección de las vaguadas, captura y control de escorrentías, drenaje de aguas para reducir presión de poros al abatir el NAF, y anclaje de zonas críticas.

Desde el momento en que se detectó el movimiento de tierra reportado en la parte alta del sector conocido como drive in Cerritos, La Alcaldía de Manizales y su unidad de gestión del riesgo están monitoreado minuto a minuto por personal técnico de la UGR y Corpocaldas.

De acuerdo con el concepto de expertos no se hace necesario la evacuación preventiva de sectores aledaños y de requerirse tal medida se notificará oportunamente a la comunidad.

Tras instrucciones precisas y urgentes del Alcalde Octavio Cardona al consejo municipal de gestión del riesgo se avanza en los trámites contractuales que permitan la ejecución de 3 mil millones de pesos en obras de mitigación del riesgo en este punto de la ciudad.

Precisamente, a partir de la 1 y 30 de la tarde de este lunes se reunirá el Comité Municipal de Gestión de Riesgo, convocado por la alcaldía de Manizales, para hacer una evaluación del problema que se presenta en la ladera de Cerro de Oro y tomar una serie de medidas que apuntarán a frenar el avance de la erosión y a proteger del riesgo a los habitantes del área de influencia.

La capital caldense asumió la alerta amarilla desde el 19 de abril del año pasado, cuando un prolongado y violento aguacero precipitó una emergencia que le dejó a la ciudad consecuencias que aún no se han podido superar por su magnitud inédita en el pasado reciente.

La alerta amarilla se establece cuando una amenaza crece en extensión y severidad, lo que lleva a suponer que no podrá ser controlada con los recursos locales habituales, debiendo alistarse los recursos necesarios para intervenir, de acuerdo a la evolución del evento destructivo.