14 de diciembre de 2018

Los “quemados” más importantes fueron…

12 de marzo de 2018
12 de marzo de 2018

Las elecciones legislativas dejaron varias lecciones. Una de ellas es que, electoralmente, el país sigue siendo de centroderecha. Otras, que hay nuevas y viejas caras que se consolidan. Conozca los cinco más votados a Senado y Cámara. Y los que se quemaron por cada partido.

EL NUEVO SIGLO

UNOS llegan al Senado o Cámara por primera vez; otros se van tras uno, dos o tres periodos en el hemiciclo. Los últimos se conocen como quemados. En estas elecciones, como en las anteriores, hubo una lista larga de estos, desde fieles a Uribe, hasta los más sonados y defensores de la paz del Partido de la U.

Centro Democrático

El Centro Democrático perdió dos voces caracterizadas por su oposición al gobierno Santos. José Obdulio Gaviria, espadachín de Álvaro Uribe, se quedó por escasos 400 votos (al cierre de esta edición). Al igual que éste, pero más abajo en la lista uribista, Nohora Tovar, del Meta, no pudo alcanzar la votación que esperaba y se quemó, como Alfredo Rangel y Everth Bustamente, dos senadores que estuvieron esta legislatura que termina al lado del expresidente defendiendo su agenda legislativa. Otro de los que no salieron, pese a su continuo trabajo, fue Jaime Amín.

Cambio Radical

Una ficha que estaba casi segura en Cambio Radical era Bernabé Celis, pero se quedó a unos 4.000 votos de la curul 16, comandada por Antonio Cristo. Igualmente, otras dos mujeres, fichas a las que este partido le apostaba, también se quemaron: Juliana María Escalante y Rosmery Martínez. Como ellas, José Ovidio Claros, el excontralor de Bogotá, no obtuvo la curul, pese a haber hecho una campaña importante.

Partido Conservador

A casi 20.000 votos de su coterráneo, Juan Carlos García, Juan Manuel Corzo, senador en repetidas ocasiones, fue uno de los quemados de esta jornada, lo mismo que Heriberto Sanabria y Javier Delgado, tres senadores con los que los Conservadores le apostaban a llegar a las dieciocho logradas cuatro años atrás. Al igual que esto, otro nombre que quedó por fuera del Senado fue el de Olga Suárez Mira.

Partido Liberal

Conocida por su papel a favor de las víctimas, Sofía Gaviria se quedó a las puertas de una curul. Un golpe para el partido Liberal, sin duda. Al igual que Gaviria, Javier Álvarez y Edinson Delgado tampoco obtuvieron un lugar en el hemiciclo, como Luis Fernando Duque, a quien se creía iba llegar al Senado.

Partido de la U

Desgastado por la desfavorabilidad de Santos, el partido de gobierno, La U, quemó dos de los congresistas más representativos de la colectividad: Jimmy Chamorro y Hernán Penagos. Estos, desde las cámaras alta y baja, habían defendido la bandera de la paz, en especial el último, que aspiraba por primera vez al Senado. Además de ellos, Ángela Cabrera y Manuel Mora también se quemaron por el oficialismo.

Otros quemados

El Polo, que, calmó los rumores de que no iba alcanzar el umbral, no obtuvo las curules de Jaime Dussán y Alirio Uribe, éste último, carta importante de Iván Cepeda en la Cámara de Representantes.

En los verdes se quemó Jorge Eliéser Prieto. Éste, según el voz a voz previo a las elecciones, era uno de los candidato que iba llegar, jalonado por la gran votación de Antanas Mockus.

Pese a que su partido, el Partido Opción Ciudadana, no alcanzó el umbral; Antonio José Correa fue otro de los quemados, luego de sacar una votación de más de 66.000 votos.