Fontur 2018
La oscuridad y sus perspectivas

Por: Ricardo Tribín Acosta

Oscuro…. a muy pocos les gusta ser amigos de lo oscuro, salvo a los seguidores de Bram Stoker’s, quien inmortalizó a Drácula, regiamente interpretado en el cine, para mi en su mejor versión, por Christopher Lee. Me encantaba verlo, aunque después me daban pesadillas, y el terror que me causaba cuando era niño, resultaba a veces casi pánico. Sin embargo me gustaban mucho sus películas y desde entonces no he podido encontrar una representación similar que pueda mover más mis temores como lo fuera la del “príncipe de las tinieblas”.

Por otro lado, el gran Albert Einstein decía que “La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura”, lo cual plantea un sinnúmero de perspectivas para el tema. Estar en el lado opaco, es como sentirse en un callejón sin salida, en el cual todo se ve trágico y desastroso. Es el cultivo del panorama de la derrota, pues no se concentra durante la confusión en la luz, que es la alternativa de solución. Es no ver un centímetro más allá de nuestras narices puesto que el problema que vivimos, como deambula en la oscuridad, parece que no tuviese solución.

El cerebro humano bien usado, con diligencia y acción nos puede llevar a esa creatividad, ya que de lo oscuro de la noche se pasa al día, dejando a cada cual en su verdadera magnitud y estado propio. Es el buscar oportunidades, precisamente cuando menos se ven, dándole paso al ingenio y al recurso humano, que nos ayuda a salir de un desierto árido para terminar en un oasis. Este es el camino mejor a seguir cuando pasemos por dificultades pues, teniendo el mismo trabajo del pesimista, el volverse optimista nos mostrará nuevas rutas y caminos de acción.