Fontur 2018
Es necesario alejar a los niños del riesgo de la diabetes

Por Guillermo Romero Salamanca

Las cifras más cercanas sobre la realidad de la diabetes en Colombia las entregó la Federación Internacional de Diabetes, FID, con sede en Bruselas al confirmar que hay 2.7 millones de adultos con esa enfermedad, significando una prevalencia nacional del 8.1 por ciento y agregó que más de 975 mil adultos están sin diagnosticar este mal.

La dieta inadecuada y la adosidad están entre las causas de la diabetes y según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición-Ensin 2015 resalta que el sobrepeso y la obesidad han subido a 6,3 % entre los niños colombianos de cero a 4 años, y al 24,2 % entre los menores en edad escolar, es decir entre los 5 a 12 años de edad.

Entonces la desnutrición crónica –retraso en talla para edad– de los niños colombianos de cero a 4 años llegó a  10,8 % –por encima del promedio suramericano, de 9,9 %–. La desnutrición aguda –deficiencia de peso para la estatura– aumentó  a 2,3 %, la desnutrición global –deficiencia de peso para la edad– subió a 3,7 % y el sobrepeso y la obesidad incrementaron a 6,3 %.

La diabetes nace por ausencia de la hormona insulina que se produce en el páncreas. Puede ser tipo 1 que es de nacimiento, o tipo 2 que es adquirida por el desarrollo de factores como la obesidad y por el sobrepeso ocasionado por malos hábitos alimentarios

La Federación alertó que en el mundo, casi 500 millones de personas viven con esta enfermedad y que 80 % de las cuales están en países de ingresos bajos y medios. En 2017 se produjero 4 millones de fallecimientos a causa de la diabetes tipo 1.

La diabetes, dice la Federación,  prevalece en la población entre 20 y 79 años, afectando al 8,8 % de esta franja, es decir unos 425 millones de habitantes. Calcula en 21,3 millones los niños nacidos con esta enfermedad  en 2017.

Este 15 de marzo, con motivo de la celebración del Día Mundial de los Derechos de los Consumidores, establecida por Naciones Unidas en 1983, la Organización Educar Consumidores hizo un llamado a la sociedad civil, a los hogares, a gobernantes, a legisladores y a los fabricantes de alimentos, para contribuir en la disminución del riesgo de  diabetes entre niños y jóvenes, como consecuencia de los consumos nocivos de bebidas azucaradas y productos ultra procesados.

Esperanza Cerón, directora de Educar Consumidores, propuso volver a las comidas preparadas con ingredientes naturales, priorizar los consumos en el hogar, alistar loncheras con comida fresca y no de paquetes ni bebidas endulzadas industriales,  y comprar alimentos a los productores campesinos.

ESPERANZA CERÓN, DIRECTORA DE EDUCAR CONSUMIDORES. 2018..

“El consumo consciente es una urgencia en el presente, y debemos empezar por preguntarnos qué comemos, quién y cómo producen los alimentos y qué efecto tienen en nuestra salud. Particularmente enfatizar en la salud de los niños, hoy objeto de la publicidad, promoción y patrocinio de comida chatarra, que según la OMS está envenenando al mundo y está relacionada con las principales causas de enfermedad y muerte”, señaló. 

LAS AMENAZAS 

La diabetes es una enfermedad crónica metabólica que se manifiesta en un exceso de azúcar en la sangre y orina, ocasionado por ausencia o deficiencia de la hormona insulina que se produce en el páncreas.

“En los últimos 40 años venimos cambiando los patrones alimentarios. Dejamos de comer comida real para reemplazarla por comida procesada, la que se produce en fábrica y a la cual le añaden azúcares, sodio, grasas malas, colorantes, saborizantes, estabilizarse y potenciadores de sabor, entre otras cosas. La investigación científica ha demostrado que hoy en día el principal factor de obesidad y sobrepeso se relacionan con el alto consumo en particular de bebidas endulzadas: gaseosas, tés, jugos de caja”, explicó la doctora Esperanza Cerón.

“El consejo inicial es recordar un par de máximas: “somos lo que comemos” y “que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”. Es recomendable consumir comida real, fresca, como lo recomienda el nuevo modelo de perfil de nutrientes de Organización Mundial de la Salud. Colombia es el segundo país más biodiverso del planeta. Podemos comer todo el año comida producida por los verdaderos héroes que son los campesinos. Al comer nuestra deliciosa comida tradicional no solo cuidamos nuestra salud sino que apoyamos al campo y de esa manera a la paz. Lo que necesitamos es un etiquetado en los alimentos que les permitan a los consumidores tomar decisiones informadas y no mediadas por la publicidad engañosa que nos promete felicidad”, concluyó.

La doctora Cerón es una medica cirujana, especializada en Salud Ambiental, con diplomados en medicinas alternativas y doctora en Educación. En la actualidad  es la directora de Educar Consumidores, organización de la sociedad civil que trabaja investigando los temas del consumo que afectan la salud humana y ambiental.