Fontur 2018
Definida la agenda para salvar a Savia Salud

 Una banca de inversión buscará socios que capitalicen la EPS, y será creada una gerencia para la reorganización empresarial.

Savia_salud

Medellín, 17 de marzo de 2018.- El Ministerio de Salud y Protección Social y los socios de Savia Salud definieron un plan de trabajo para salvar a la EPS más grande del régimen subsidiado del departamento de Antioquia. El plan contempla la elección de una banca de inversión que busque nuevos socios y el nombramiento de un gerente que asuma la reorganización empresarial.
En una reunión sostenida en la Alcaldía de Medellín, en la que participaron el Ministerio, la Superintendencia de Salud y los socios de Savia (Alcaldía, Gobernación y Comfama), hubo unanimidad en el sentido de que la peor decisión en este momento sería la liquidación de EPS.
El propósito del Gobierno​ nacional y los socios de Savia Salud es que en un lapso de dos semanas se haya escogido la banca de inversión, y que en unas veinte semanas haya concluido la reorganización empresarial, que debe ser previamente autorizada tanto por el Concejo municipal como por la Asamblea departamental.
“Lo que busca la reorganización empresarial es tener un socio que aporte, pero no solo eso –afirmó el ministro de Salud y Protección Social, Alejandro Gaviria Uribe–. Tiene que traernos también un know how, una forma de hacer las cosas, mejorar los procesos, los sistemas de información y demás”.
El titular de la cartera de Salud también informó que no descarta que los acreedores de la EPS –hospitales públicos y privados– participen en el proceso.
El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, señaló que un componente de la estrategia será la reducción de tarifas de las entidades públicas de la ciudad: Metrosalud, el Hospital Infantil y el Hospital General.
Savia Salud actualmente cuenta 1,7 millones de afiliados. Pertenece al departamento de Antioquia, a​l municipio de Medellín (cada uno con el 36,5 por ciento, y a Comfama, que tiene el 26,7). Aunque sus deudas actualmente se aproximan 800.000 millones de pesos, los recursos corrientes, obtenidos por medio de la unidad de pago por capitación, son suficientes para garantizar la atención de los usuarios.