Fontur 2018
En el Quindío, procurador general de la Nación anunció la creación de una comisión de seguimiento y vigilancia para garantizar la transparencia de los organismos ambientales

En el marco del más reciente Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, instancia presidida por el gobernador del Quindío, Padre Carlos Eduardo Osorio Buriticá, el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, anunció la creación de la comisión de seguimiento y vigilancia para garantizar la transparencia y la despolitización de todos los organismos ambientales del país, iniciativa que va de la mano con el propósito principal del gobierno departamental: la defensa del bien común.

El procurador General arribó al Quindío para ratificar que la institución nacional está comprometida con el medio ambiente, y convencida de que es necesario replantear el papel de las Corporaciones Autónomas Regionales, ya que en algunas, como la del Quindío, ha tenido que realizar una intervención disciplinaria. Asimismo, dijo que es importante dar en el futuro un proceso responsable de revisión de las competencias de estas instancias para que cumplan con sus obligaciones en cuanto al medio ambiente, y les pidió a los funcionarios transparencia absoluta y realizar los procesos con equidad, teniendo como fin primordial proteger los derechos colectivos de la ciudadanía.

Carrillo Flórez aclaró que la función de las Corporaciones Autónomas Regionales es controlar y vigilar el medio ambiente, así como velar por la defensa de los intereses de la sociedad por encima de los particulares. “Ustedes saben que tienen condiciones topográficas susceptibles y poseen algo esencial y único, que es el Paisaje Cultural Cafetero, lo que nos une para seguir defendiendo esta realidad, pues no podemos permitir que por gente inescrupulosa dejemos acabar los ríos, quebradas y la vegetación”,concluyó.

Por su parte, el mandatario de los quindianos resaltó la importancia de que la Procuraduría General de la Nación haya puesto sus ojos en las corporaciones, ya que de estas depende el futuro de las próximas generaciones: “Tenemos una gran responsabilidad, no solo con el agua, el medio ambiente y con el clima, sino con el desarrollo de nuestro departamento, y ese debe ser un trabajo serio, pues para ello fueron creadas esas autoridades, para ejercer el control y el cuidado del medio ambiente. Este es el fin que nos tiene que mover a todos los gobernantes: el bien común por encima de los intereses personales”.