Fontur 2018
Consejos municipales de paz en Caldas apoyados por la U. Nacional

Aguadas, Anserma, San José, Supía, Riosucio, Risaralda, Samaná, Pácora, Pensilvania y La Merced son los municipios a los que llegará la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) para fomentar una política pública que consolidé en estas regiones la implementación de los acuerdos de La Habana.

Estos 10 municipios recibirán apoyo y asesoría de la U.N. Sede Manizales para fortalecer los consejos municipales de paz, con el fin de impulsar el proceso de posacuerdo en sus comunidades.

En esta zona del país el conflicto armado dejó 86.607 víctimas, por lo que la iniciativa busca ofrecer alternativas para lograr un mejor nivel de vida entre sus habitantes.

El proyecto cuenta con recursos del Fondo de Extensión Solidaria de la Vicerrectoría de Investigación de la Institución, con el propósito de que dichos consejos se reactiven, tengan voz propia, no sean inoperantes y además beneficien especialmente a comunidades vulnerables.

Carlos Mario Ramírez Guapacha, magíster en Administración de la U.N. Sede Manizales y coordinador del proyecto, explicó que con esta iniciativa se impulsarán actividades de cambio enfocadas en la reconciliación y el perdón, máxime en estas regiones que han sido golpeados por el conflicto armado.

Memoria

El coordinador del proyecto indicó que otro de los propósitos de trabajar con estos 10 municipios es realizar un trabajo de reconstrucción de memoria histórica en el que participen todos sus actores y así se potencialice la región hacia un territorio con mayores oportunidades.

“Se pretende incrementar la identidad fortaleciendo el conocimiento de sus realidades inmediatas y cercanas, lo cual será la base para erigir procesos que incrementen sus expectativas de vida, opciones laborales y liderazgo social en sus territorios”, puntualizó el coordinador del proyecto.

Trabajo articulado por la paz

La U.N. Sede Manizales fue elegida como representante del Sistema Universitario de Manizales (Suma) para formar parte del Consejo Departamental de Paz que está en proceso de creación y aprobación ante la Asamblea Departamental y que lidera la Oficina de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de la Secretaría de Gobierno Departamental.

Este Consejo tendrá como propósito ser garante dentro de la implementación de los acuerdos de paz en Caldas.

“También buscará dinamizar el tema de la restitución de tierras que en el Departamento está un poco atrasado, además de agilizar el proceso de reparación de víctimas del conflicto armado”, comentó el magíster de la U.N.

También se espera generar mayores y mejores espacios de participación ciudadana para alcanzar una presencia más importante de la sociedad civil en las decisiones del Estado.

José Fernando Parra, profesional especializado de la Unidad de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobierno, aplaudió la participación de la U.N. mediante el aporte de todo su conocimiento y experiencia en este proyecto, que servirán de apoyo en la consolidación de esta iniciativa.

Así, el departamento dejaría de tener una deuda con su zona rural porque trabajaría por apoyar la educación del campo, aporte importante si se tiene en cuenta que, según el Tercer Censo Nacional Agropecuario, el 17 % de las personas mayores de 15 años de la zona manifestó que no sabe leer ni escribir.

Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales