Julio Cesar Cámara 2018-2022
Siete claves para ser felices en el 2018

Foto de Liliana Toro

Por Guillermo Romero Salamanca

El filósofo y científico griego Aristóteles decía que “la felicidad depende de nosotros mismos”. Audrey Hepburn, actriz, bailarina, modelo y activista británica, recordada por su papel en “La guerra y la Paz” sostenía que “la felicidad es salud y mala memoria. ¡Ojalá lo hubiera oído antes!, pero es muy cierto”.

Empieza un nuevo año, todo cambia, las expectativas son mayores en cada una de las personas: la economía, la salud, el futuro político, los deportes, la contaminación, las guerras, el terrorismo, el calentamiento global y las amistades son puntos para medir la felicidad a cada instante.

Ahorre. Evite endeudarse. Devuelva las tarjetas de crédito y no acepte prolongaciones de los créditos, porque los intereses son muy altos. Trate de no usar Uber –además de los costos financieros—existen otras posibilidades de transporte. No acepte incrementos en nuevos servicios de Televisión por Cable, recuerde que usted sólo ve unos 5 canales permanentemente. Revise los gastos en los servicios públicos. Apague las bombillas. Reutilice agua. Cierre llaves de agua y gas. Consuma productos de las plazas de mercado.

Imagen Liliana Toro

Relájese espiritualmente. El Papa Francisco es buen consejero. ¿Cuál es la fórmula de la felicidad?, le inquirió un comunicador argentino y el respondió con estos puntos: Vive y deja vivir. Darse a los demás. Moverse remansadamente –capacidad de moverse con benevolencia y humildad–, Jugar con los chicos, compartir los domingos con la familia. Ayudar a los jóvenes a conseguir empleo. Cuidar la naturaleza. Olvidarse rápido de lo negativo. Respetar al que piensa distinto y buscar activamente la paz.

Organice grupos de amigos. Compañeros del colegio, condiscípulos de la universidad, antiguos camaradas laborales sirven para tener reuniones y dialogar un poco sobre el pasado, planear actividades y reírse de las anécdotas de viejos tiempos.

Ayude en planes sociales. La pobreza –así diga lo contrario el Estado—aumenta a diario. Hay miles de familias que aún no cuentan con servicios públicos, con viviendas, con trabajo, con educación ni con salud. Hay decenas de fundaciones que construyen casas, entregan mercados o cocinan para familias, organizan campeonatos de fútbol para niños de escasos recursos, tienen roperos con prendas de segunda mano, regalan tiempo de profesionales en Sicología, Derecho, Ingenierías o Arquitecturas.

Foto Liliana Toro

Aléjese de los pesimistas. “Hay personas que no sirven si para hacerse para un lado”, decía el profesor Alfredo Ortega. Son seres que no aportan, todo lo critican, son malsanos, necesitan ayudas sicológicas, llevan la contraria por todo, sólo les interesa su bienestar. Son mejores las personas que son alegres, se ríen de sus fracasos, comparten sus éxitos.

No tenga enemigos. Viene una contienda electoral. Si toma algún partido, recuerde que le aparecerán enemigos por doquier. A los políticos les encanta dividir al país, crear controversias. “Hablen bien o hablen mal, pero que hablen” es su máxima consigna. Los partidos no existen, ahora son escuelas de ego. Recuerde que hay empresas dedicadas a llevar odio o desinformación a través de las redes sociales. Apártese de esos círculos.

Mire nuevos paisajes. Cada ciudad ofrece nuevos paisajes a diario. Atardeceres espectaculares. La fotógrafa Liliana Todo encuentra miles de detalles cada día: en pistilos de las flores, en los atardeceres, en los barrios de la periferia de Bogotá, en la lluvia o en la cara de un niño.