Fontur 2018
Las cinco valoraciones médicas para el regreso a clases

My daughter isn’t afraid to pay a visit here

El óptimo regreso de nuestros niños al colegio no depende solamente de comprar útiles escolares. Según el último informe del Instituto Nacional de Salud, INS, en Colombia el 32,7% de los niños presentan retraso en crecimiento y desarrollo. De acuerdo con estos estudios, la desnutrición proteico calórica tipo marasmo aporta efectos negativos inmediatos como mayor probabilidad de ocurrencia de enfermedades y bajo desempeño escolar, entre otros. 

Entonces, al ser los problemas de salud una de las causas principales que afecta el bajo rendimiento escolar, es importante tener presente que existen una variedad de exámenes médicos que le permitirán al niño desarrollar su potencial de la manera más adecuada y prevenir posibles factores de riesgo. La Dra. Mónica Guzmán, pediatra del Instituto Roosevelt, recomienda cinco exámenes que le debe practicar a su hijo antes de que empiece el nuevo año escolar.

  1. Crecimiento y desarrollo: Uno de los factores más comunes por los cuales hay deserciones escolares en los niños, se debe a que éstos no poseen los nutrientes suficientes en su cuerpo para responder adecuadamente a las demandas académicas. El examen de crecimiento y desarrollo consiste en pesar y medir al menor, con base en los resultados se ajusta a la tabla de patrones de crecimiento infantil. Los factores de riesgo más comunes son la obesidad o desnutrición. Dependiendo de ello, los pediatras intervienen brindando recomendaciones relacionadas a las dietas o el ejercicio.
  2. Audiometría: Este examen determina en pocos minutos el nivel de audición de una persona. En caso de que el niño tenga una audición pobre necesitará el uso de audífonos.
  3. Examen visual: Si el niño no tiene buena visión y además no se ha detectado a tiempo, por lo general se tiene como consecuencias un bajo rendimiento académico. Comúnmente los padres piensan que es la metodología de enseñanza, las profesoras, entre otros. pero primero hay que cerciorarse de que el niño está viendo bien el tablero, si no es así, se corrige esa deficiencia formulando gafas.
  4. Terapia ocupacional: Este tipo de procedimientos nos ayuda a entender si el niño tiene algún tipo de retraso motor, sensorial, perceptual, personal social, lenguaje y/o aprendizaje. También busca promover en los niños la organización y el autocontrol en el aula de clase.
  5. Odontología: Lo importante del examen dental consiste en observar el estado de la boca del paciente, los signos y síntomas que indican que algo va mal suelen ser: dientes dañados, perdidos o con cavidades, signos tempranos de la caries dental, mal estado de sus encías, posición de los dientes (correcta mordida, espacio entre ellos, etc.)

Es importante realizar este tipo de exámenes para detectar algunas anormalidades en el desarrollo integral de los niños, así garantizar que éstos vayan acorde al grado en que están y si tienen algún defecto se pueda detectar y solucionar a tiempo.