Fontur 2018
Colombianos cada vez más conectados por medio de dispositivos móviles inteligentes: ¿Bendición o maldición?

La mayoría de los usuarios de teléfonos móviles inteligentes reconoce que debe moderar su uso. El 78% de los encuestados piensa que usa demasiado su teléfono.

La mayoría de los colombianos planean renovar su teléfono celular en los próximos 2 años. El 41% de los encuestados planea cambiar su teléfono actual durante el próximo año. Un 22% adicional espera hacerlo antes de dos años.

Bogotá , enero de 2018 – Según la reciente encuesta anual de consumo móvil: Siempre conectados: ¿Bendición o maldición? Realizada por Deloitte, se evidencia un incremento en el uso de teléfonos inteligentes en espacios públicos, en actividades sociales compartiendo con seres queridos y en el sitio de trabajo. La buena noticia es que los usuarios reconocen que deben controlar su uso, pues el 78% de los encuestados considera que usa demasiado su teléfono inteligente.

Más de la mitad de los encuestados afirmó que utiliza su teléfono mientras ve televisión o películas. El 45% lo usa en el transporte público. El 39% afirmó utilizarlo en el trabajo, donde se registra el incremento más importante, pues en 2016 solo un 22% lo usaba en su espacio laboral.

Otros incrementos marcados de uso se dieron en momentos de compartir con familiares y amigos, pasando del 21% al 33%. También mientras realizan compras alcanzando el 31%, registrando un incremento del 10% frente al año anterior.

De acuerdo con los resultados, el uso de estos dispositivos se incrementa en el entorno urbano llegando al 79% y es mayor en los usuarios que tienen suscripción 4G alcanzando un 83%.

Para Nelson Valero, socio líder de la industria de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Deloitte, “en la medida en que las capacidades y funcionalidades del teléfono inteligente continúen incrementando y este dispositivo continúe su proceso de innovación, podemos esperar que el uso del teléfono inteligente sea cada vez más intenso por parte de la base de usuarios colombianos que aumenta cada día”.

Teléfonos inteligentes vs otros dispositivos “inteligentes”

Si bien los colombianos usan cada vez más sus teléfonos inteligentes, aún no se han dejado cautivar por el Internet de las Cosas pues un 42% de los encuestados afirmó no utilizar dispositivos inteligentes en su hogar u oficina. El 29% dice tener un Smart TV, el 17% cuenta con una consola de videojuegos de última generación y el 15% utiliza parlantes inalámbricos. Los índices de utilización de sistemas inteligentes de control de iluminación, sonido, vigilancia y electrodomésticos, no superan el 6%.

La encuesta evidencia que la preferencia por las tabletas incrementa con la edad. En personas entre los 35 y 45 años, el 45% respondió que cuenta con uno de estos dispositivos; el 38% de quienes tienen entre 25 y 34 años afirmó tenerla, mientras que solo el 31% de los jóvenes entre 18 y 24 las utilizan.

Seguimos actualizándonos pero a un ritmo más lento

Aunque los colombianos siguen invirtiendo en actualizar sus dispositivos móviles, se observa una disminución en la frecuencia de actualización. En 2015 el 47% de los encuestados había comprado su teléfono inteligente en el último año. En 2017 esta cifra bajó al 40%.

Al momento de actualizar su teléfono inteligente un 81% prefiere comprar un dispositivo nuevo. Las tiendas de los operadores móviles son elegidas por el 41% de los encuestados para comprar su nuevo teléfono, el 20% lo compra en una tienda por departamentos y el 17% directamente en la tienda del fabricante.

Relacionado con lo anterior, este último año se evidencia un importante incremento en la reutilización de los teléfonos inteligentes. El 21% afirmó que recibió su actual dispositivo de un familiar o de un amigo, mientras que en 2016 solo fue el 11%.

Uso inteligente de los teléfonos inteligentes

En los últimos 3 años se ha incrementado en un 12% la conexión a Internet mediante redes Wi-Fi, pasando del 59% en 2014 al 71% en 2017. Por su parte la conexión a Internet a través de la red móvil se redujo en un 11%, pasando del 38% al 27%. Esto se debe a que cada día hay disponibles más redes Wi-Fi gratis en los establecimientos comerciales, así como a una mayor instalación de redes Wi-Fi en el hogar y las empresas. Por obvias razones, los encuestados prefieren usar las redes Wi-Fi gratis a gastar su plan de datos.

El nivel de satisfacción con la velocidad de navegación en Internet se mantuvo en el 56%. El 22% no está satisfecho con la velocidad que ofrece su operador, pero no estaría dispuesto a pagar más para mejorar la velocidad. Sin embargo, solo el 34% considera que su actual plan de datos le permite usar Internet tanto como quisiera y un 28% afirmó que usaría Internet con más frecuencia si fuera más barato.

El factor que tuvo mayor peso al momento de elegir el operador de telefonía móvil es que familiares o amigos usan el operador, alcanzando el 34%. Los demás factores relacionados con el precio y la calidad del servicio de la red y del servicio al cliente se ubican en menos del 20%.

Las estrellas: videos cortos, mensajería instantánea y redes sociales

La actividad más realizada con el teléfono inteligente es mirar videos cortos, el 59% de los encuestados lo hace, seguida por la revisión de redes sociales que alcanza el 54%. Aumenta el consumo de contenidos como películas, música y noticias, pero ninguno supera el 36%.

La aplicación que más utilizan los colombianos es WhatsApp con el 79%, seguida por Facebook que registra el 64%.Instagram solo llega al 47% y Twitter se ve rezagada con el 25%.

El 58% de los encuestados ha utilizado su teléfono celular inteligente para realizar algún tipo de operación financiera o comercial. En general, se observan incrementos con respecto al año anterior. Sin embargo, la mayoría de acciones de este tipo son de consulta entre las que figuran navegar por aplicaciones o sitios Web de compras y revisar el balance bancario, mientras que  solo un 15%  pagar un servicio de taxi o realizan compras en línea de algún producto.

Manejo inteligente de la privacidad

El tipo y volumen de la información privada que capturan los teléfonos inteligentes está incrementando. Por ejemplo, los dispositivos más nuevos utilizan un lector de huella o traen consigo un asistente de voz. Es de esperar que los teléfonos inteligentes lleguen a utilizar a mayor grado esta información para realizar la identificación y autenticación del usuario, dueño del dispositivo, y/o dar respuesta a solicitudes o comandos del mismo.

En nuestro medio aún existe mucha falta de conciencia sobre la importancia de proteger la información personal. Prueba de ello es que una tercera parte de los encuestados comparten información personal, tal como fotografías, a través de su dispositivo móvil, y una cuarta parte de los encuestados no sabe qué información personal ha compartido por este medio.

No es un secreto que el uso del teléfono inteligente trae consigo algunos riesgos que no debemos desconocer, pues ha invadido nuestra privacidad y recolecta mayores volúmenes de información personal que debe protegerse y utilizarse según lo establecido por la regulación local”, concluye Valero.