Fontur 2018
5 consejos para ahorrar dinero en tus compras del supermercado

Edith Gómez

Ese momento de la semana o el mes, en el que despiertas y lo primero que recuerdas al empezar tu día, es el gasto que te toca hacer en comida. Todos sabemos que por más necesario y delicioso que puede ser ir de compras al supermercado, no significa que no estamos conscientes de que muchas veces el golpe en nuestro bolsillo es más fuerte de lo que pensaríamos.

Sin embargo, en comparación con ir a un nuevo restaurante o comida rápida en cada una de nuestras comidas, es sin duda mucho más económico. Además de que podemos comprar cualquier producto que se nos antoje, en especial esos chocolates que se encuentran en el pasillo 5.

¿Me creerías si te dijera, que hay formas de ahorrar dinero en tus compras, para que puedas comprar esos chocolates? Si es así, lee estos pequeños consejos que tengo para ti y así puedas quedar con algo de dinero en la cartera una vez acabes tus compras.

  1. Compra productos en descuento e infórmate de cuándo habrán rebajas

Como ya debes saber, este es uno de los métodos que la mayoría usa cuando van al supermercado, es imposible no ver ese gran letrero de 20% de descuento en la sección de enlatados.

Lo que posiblemente muchos no hagan, es informarse respecto a cuándo se harán estas ofertas. ¿Alguna vez has ido a hacer las compras y al día siguiente de casualidad vuelves a ir y ves un producto que adquiriste, en descuento? A mí sí, más veces de las que me gustaría. Por ello, decidí prestar un poco más de atención a las listas de productos que ofrecen en los supermercados y los comerciales por televisión, en donde muchas veces indican a partir de qué día harán descuento en ciertos alimentos.

  1. Cupones

Seguramente, a muchos de ustedes les llegan esas revistas y periódicos mensuales o semanales a los que están suscritos o son gratuitas, déjame decirte que tienes oro en las manos cuando nos referimos a ahorrar dinero en el supermercado.

Puede ser tedioso recortar, organizar y calcular qué cantidad puedes comprar del producto indicado en el cupón, pero el resultado valdrá la pena por el tiempo que invertiste en ello.

Muchas personas logran hacer compras en grandes cantidades, lo que implica mucho dinero, sin gastar más que la cantidad del billete de menor denominación que tengas o incluso mejor, sin poner un centavo. No necesariamente debes llegar tan lejos, sobre todo si no tienes el tiempo suficiente para hacerlo, así que intenta encontrar cupones para los artículos más costosos que normalmente compras.

 

  1. Compara marcas y productos

En ocasiones por ser un producto de una marca que vimos por televisión, omitimos la existencia de otros artículos que pueden resultar igual de buenos o incluso mejores. Intenta hacer una relación calidad/precio, de esta forma determinarás cual te dará más por tu dinero.

Si hablamos de un artículo que no haz probado con anterioridad pero es más económico que el que normalmente compras, dale una oportunidad. Por ejemplo, en lugar de comprar 2 litros de leche de la de siempre, compra un litro de esa y uno de la otra para ponerla en algo parecido a un periodo de prueba.

  1. Elige un buen supermercado

Es cierto que el hecho de caminar 5 minutos y llegar a un supermercado, puede que no tenga precio, pero ¿alguna vez has notado si los precios del más cercano son mayores o menores a los de uno a 10-15 minutos?

Es un hecho, que todos los supermercados varían los precios en sus productos, por lo que además de tener que comparar los precios de los artículos, debemos hacer el mismo proceso sólo que con nuestros sitios de compras.

Normalmente, los únicos artículos que no difieren en precio independientemente de dónde los compres, son aquellos ya marcados con su precio para la venta ya que, por ley, deben venderlos a ese precio.

  1. Nunca pasa de moda: haz una lista de compras

Por último, el método que más del 50% de personas utiliza, hacer una lista. En realidad, es muy efectivo, ya que te permite ir directamente por los productos que necesitas en casa. De esta manera, también evitas la estrategia de los negocios para atraer a sus clientes hacia esos productos que no son realmente fundamentales y que solemos tomar al dar tantas vueltas por el supermercado buscando los artículos que deseamos y que se encuentran casi siempre al final del pasillo.

Junto con la lista, acompaña la cantidad y el costo aproximado de cada artículo, de esta forma tendrás un pequeño presupuesto para tener en cuenta cuánto debes gastar o al menos, la posible cantidad que invertirás en ello.