Los siete grandes ausentes de la cita cafetera

Contraplano

Por Orlando Cadavid Correa

Por haber cerrado su ciclo vital en el último gran trayecto del siglo XX no serán de la partida, entre el 5 y el 7 de diciembre, en Manizales, siete hijos de la comarca caldense en la versión número 85 del Congreso Nacional Cafetero que por primera vez en su dilatada historia se muda de Bogotá a la emblemática provincia productora de la rubiácea, gracias a una reforma estatutaria.

Cuando el meridiano de la caficultura pasaba por el departamento de Caldas encabezaba la nómina de los prohombres que viajaron al más allá en distintas épocas el legendario don Pedro Uribe Mejía, considerado el “Gran Gurú” de la que fue por muchas décadas la industria madre de la economía colombiana.

Un Congreso Nacional Cafetero con don Manuel Mejía Jaramillo y varios expresidentes. Encabeza Mariano Ospina Pérez.

Complementaban el mosaico de inolvidables líderes los hermanos Leonidas y Fernando Londoño Londoño, Jaime Restrepo Mejía,  Fabio Trujillo Agudelo y los emblemáticos  gerentes de la Federación Nacional de Cafeteros, Manuel Mejía Jaramillo, “Mr. Coffee”, y Arturo Gómez Jaramillo. Una irrepetible pléyade nacida en estas benditas breñas.

Alfonso López Pumarejo

En su primera gestión presidencial, el estadista tolimense Alfonso López Pumarejo entendió y puso en práctica la necesidad de consultar a los caldenses en materia cafetera. Esta pauta la siguieron, sin miramientos políticos, muchos inquilinos del palacio presidencial. Acudían a este puñado de sabios, en busca de consejo. El talentoso presidente Carlos Lleras Restrepo solía contactar a don Pedro o a los hermanos Londoño cuando soplaban vientos de crisis en la industria cafetera porque caía aparatosamente el precio del grano de Colombia en el mercado neoyorquino. Antes de terminar su mandato, Lleras condecoró con la Cruz de Boyacá, en el Club Los Andes, al venerable defensor de los cafeteros colombianos.

Fabio Trujillo Agudelo

El más pertinaz de los críticos que tuvo la Federación fue el ex gobernador Fabio Trujillo Agudelo, quien montó su propia tribuna desde “Aprocafé” (una asociación independiente de productores del grano) que era mirada con desdén desde los altos conciliábulos cafeteros, en Bogotá y Manizales. Cuando la caficultura entró en declive desapareció la entidad que recibía buen trato en los medios periodísticos, desde su nacimiento en la hacienda “Magallanes”, de Palestina, Caldas.

 

La ciudad natal del señor Uribe Mejía y de sus pares se quedó corta en materia de homenajes para perpetuar la memoria de los adalides de la industria del café. Sobre la carrera 23 con la calle 26 se levanta hoy la Torre Don Pedro, erigida en un lote esquinero donde estuvo justamente la residencia del patricio caldense hasta su muerte. En las tardes se paraba en el portón de su casa a ver pasar la gente que caminaba por la calle real. Un día fracasamos en el intento de entrevistarlo, grabadora en mano. No moduló palabra. Se entró y cerró su puerta, sin mostrar disgusto alguno con el atrevido joven reportero de entonces.

Arturo Gómez Jaramillo con Gabriel Silva

Homenajes parecidos, a través de la industria de la  construcción, recibieron póstumamente don Leonidas Londoño y Londoño, nombre que lleva el magnífico edificio que sirve de sede a la Alcaldía de Manizales, y el Centro del Pensamiento “Jaime Restrepo Mejía”, donde se efectuarán algunos de los actos del descentralizado Congreso Nacional Cafetero.

Agreguemos que la pica demoledora redujo a escombros el estadio que llevaba el nombre del ex canciller  Fernando Londoño y la nueva unidad deportiva se llamó simplemente “Palogrande”, desde entonces. ¿Una injusticia o un disparate?

Fernando Londoño Londoño

La cumbre descentralizada coincide con los 90 años de existencia de la Federación Nacional y del Comité departamental de cafeteros de Caldas. Será el primer Congreso que se efectuará en nueve décadas en una ciudad distinta a Bogotá, como Manizales, que tuvo tanto que ver con el vigoroso despegue de nuestra caficultura.
La apostilla: Arriero de oficio en sus años juveniles, el paisa don Pepe Sierra, considerado en su época el hombre más rico de Colombia, estimaba la tierra como la verdadera riqueza, pero sostenía (paradójicamente)  que “nunca incursionó en la caficultura porque le parecía un negocio de pobres”.

([email protected])

  • ROGELIO VALLEJO OBANDO

    Variados temas de mucha importancia para ser tenidos en cuenta por los analistas:

    **** IMPORTANTES CONTENIDOS PARA INICIAR TERTULIAS ***

    “EL BANCO de la República lleva dos años bajando la tasa de interés sin ningún resultado efectivo. El crecimiento económico está muy por debajo de las predicciones oficiales y de los organismos internacionales. Así lo reconoció el Banco de la República en la última minuta al señalar que el mal desempeño de la economía va más allá de la caída de los precios del petróleo. Ese más allá no puede ser muy distinto a los desaciertos continuados de la política económica durante más de tres años”.
    Eduardo Sarmiento Palacio, EL ESPECTADOR, 03/12/2017
    *****
    “LA SITUACIÒN de la economía y de los diversos sectores económicos no puede servir de excusa para plantear un incremento muy bajo del mínimo. Ello no sólo afectaría aún más el ingreso de los hogares (en especial el de los grupos de más bajos ingresos) sino que haría más lenta la recuperación económica.
    En este caso, los empresarios deberán actuar con un alto sentido de responsabilidad social de tal forma que, al tiempo que se hace conciencia de la importancia de evitar un mayor deterioro de las condiciones de vida de los hogares, se ayude a que la generación de empleo formal retome la dinámica registrada meses atrás”.
    Editorial EL COLOMBIANO, 04/12/2017.
    *****
    LAS CONTRALORÌAS “son entidades que intentan venderse como técnicas, pero que todo el mundo sabe que están llenas de politiquería, como un tumor difícil de extraer”.
    … “No se ha vuelto a hablar en el país de la idea del contralor General de unificar el control fiscal en su entidad y terminar con las contralorías regionales o de volver al control previo. Valdría la pena explorarlas. O ir más allá: permitir que las cuentas públicas las auditen entidades privadas que no tengan que rendirles pleitesía a los políticos de turno, sino a los gerentes de una empresa y al Estado”.
    Editorial LA PATRIA, 26/11/2017.
    *****
    “SER LIBERAL no es estar matriculado en el Partido Liberal y votar por sus candidatos. Es mucho más. Es actuar en todas las actividades de la vida con talante generoso. Es respetar las ideas ajenas y defender las propias con argumentos serios, ideológicamente consistentes. Es defender el equilibrio social y económico, para garantizar la paz, inspirado en principios como el de don Benito Juárez: “La paz es el respeto del derecho ajeno.”
    Josè Jaramillo Mejìa, LA PATRIA 04/12/2017.
    *****
    “CUANDO EL MERIDIANO de la caficultura pasaba por el departamento de Caldas encabezaba la nómina de los prohombres que viajaron al más allá en distintas épocas el legendario don Pedro Uribe Mejía, considerado el “Gran Gurú” de la que fue por muchas décadas la industria madre de la economía colombiana.
    Complementaban el mosaico de inolvidables líderes los hermanos Leonidas y Fernando Londoño Londoño, Jaime Restrepo Mejía, Fabio Trujillo Agudelo y los emblemáticos gerentes de la Federación Nacional de Cafeteros, Manuel Mejía Jaramillo, “Mr. Coffee”, y Arturo Gómez Jaramillo. Una irrepetible pléyade nacida en estas benditas breñas”.
    Orlando Cadavid Correa, LA PATRIA y EJE XXI. 03/12/2017.