El reto es que sean más de mil días para cambiar el mundo. Consejo de Política Social aprobó ampliar el tiempo de este programa del ICBF

Manizales, 06 de diciembre de 2017.  Aumentar el tiempo del programa Mil días para cambiar el mundo, de ICBF, es el reto que se aprobó durante el Consejo de Política Social, que se realizó ayer.

La iniciativa interviene la alimentación y nutrición de los niños en situación o riesgo de desnutrición en sus primeros dos años de vida y de mujeres gestantes con bajo peso.
El secretario de Integración y Desarrollo Social de Caldas, Juan Felipe Álvarez Castro, destacó: “hemos traído una apuesta mancomunada de acompañar un proyecto que nace del ICBF, con el que se acompañan a cerca de 333 familias, con sus madres gestantes y a los niños menores de 2 años con unos componentes nutricionales”.

Agregó que el Gobierno de Caldas complementará esa apuesta a partir de aquellas falencias de otros núcleos familiares, para llegar con la oferta institucional de mejoramientos de vivienda, fuentes de empleo, salud, entre otros aspectos que pueden complementar la propuesta tan ambiciosa de Mil días.

Olga Lucía Chávez, coordinadora de la Red de Seguridad Alimentaria y Nutricional, indicó que el programa Mil días piensa en familia, brinda alimentación para el grupo familiar y busca solucionar las variables sociales que inciden en la desnutrición.

“Se intervienen a los niños que tienen desnutrición aguda, para evitar que se lleve  a una desnutrición crónica que es irrecuperable”, dijo la funcionaria.