Donald Trump reconoce Jerusalén como capital de Israel

Crédito: Win McNamee | Getty Images

Varios líderes musulmanes y mandatarios de diferentes países advirtieron a Washington del impacto negativo que tendrá esa decisión para el conflicto palestino-israelí.

Este miércoles, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado que su país reconoce la ciudad de Jerusalén como capital de Israel.

“He decidido que ha llegado el tiempo de reconocer a la ciudad de Jerusalén como capital de Israel”, ha declarado el líder de EE.UU.

Además, Trump ha aseverado que ha dado orden al Departamento de Estado norteamericano para que empiece los preparativos que permitan trasladar la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Jerusalén.

Opinión de la ONU
Tras este anuncio de Donald Trump, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha declarado que está dispuesto a apoyar las negociaciones entre los líderes de Israel y Palestina.

Además, Guterres ha recordado que “el estatus definitivo de Jerusalén es una cuestión que debe resolverse mediante negociaciones directas entre las dos partes, sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General”.

“Consecuencias peligrosas”
Donald Trump cumple otra de sus promesas electorales con esta iniciativa, pero se pone en contra a gran parte de la comunidad internacional respecto al estatus de Jerusalén y el papel que tiene esa urbe para encontrar una solución al conflicto palestino-israelí.

Este martes, el mandatario norteamericano ya comunicó sus intenciones por teléfono al presidente de Palestina, Mahmud Abbás.

Ante la postura de Washington, el líder palestino señaló que una medida como esa tendría “consecuencias peligrosas”.

No es el único político al que le preocupa profundamente el cambio del estatus de esa urbe. Varios líderes musulmanes y mandatarios de diferentes países advirtieron al inquilino de la Casa Blanca del impacto negativo que tendrá esa decisión para el conflicto palestino-israelí.

Las autoridades de Turquía aseveraron que la decisión sería una “gran catástrofe”.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amenazó con cortar las relaciones diplomáticas con Israel en caso de que EE.UU. reconozca a Jerusalén como capital.
El ayatolá iraní Alí Jameneí ha tachado la intención de Trump de gesto de debilidad que no impedirá la liberación de Palestina de la ocupación israelí.
En la misma línea, la jefa de política exterior de la Unión Europea alertó de que la decisión puede poner en riesgo el proceso de paz entre Israel y Palestina.
Moscú y Londres también han expresado su preocupación, al igual que el papa Francisco, quien ha llamado a la “sensatez y prudencia” y ha pedido que se respete el ‘statu quo’ en Jerusalén.

actualidad.rt.com