Conflagración, concordancia, demorar, hallan-hayan, gerundio

Quisquillas de alguna importancia

efraim osorio

Quizás, porque a otros adjetivos también les atribuyen ese oficio en la oración, oficio que no tienen, como ‘previo’, ‘independiente’ e ‘igual’. 

El señor Jaime Cala Otero, refiriéndose al término ‘conflagración’,  escribió: “Sustantivo femenino que, generalmente, se emplea mal. Se cree que significa incendio, pero no. Significa ‘guerra, confrontación armada; perturbación repentina y violenta de pueblos o naciones” (Revista Corrientes, 20/11/2017). Dicen que dicen que “entre bomberos no se…”. En este caso, y por muchas razones, no estoy de acuerdo con él. Ello es que este sustantivo viene del verbo latino ‘conflaglare’ (‘arder, abrasarse, ser consumido por las llamas; quemar, incendiar’), a través de su sustantivo ‘conflagratio-onis’ (‘incendio’). Además, otros idiomas, que también lo tomaron del latín, lo emplean con esa acepción: en inglés, ‘conflagration’ tiene esta definición: “Un gran fuego, o la quema de una masa grande de combustibles, como la conflagración de una ciudad o de un bosque”. Y en francés, ‘conflagration’, “incendio general”. La decimosegunda edición de El Diccionario (1914) lo define así: “(Del latín conflagratio-onis). f. Incendio, 1ª. acepción. // 2. Figurado. Perturbación repentina y violenta de pueblos o naciones”. En la decimonovena edición (1970), a la primera acepción, le añade: “Incendio, fuego que abrasa casas, bosques, mieses, etc.”. Pero, en la siguiente edición (1984) a este significado le chantó el mote de ‘desusado’. ¿Por qué, si aún se emplea castizamente con su  significado prístino, el genuino? ¡Averígüelo Vargas! ***

El redactor de un editorial de LA PATRIA escribió: “…y cada paso que avanza pareciera llevar implícito dos o tres pasos en reversa” (20/11/2017). Hay, en esta frase, una falta de concordancia evidente, la del participio pasivo ‘implícito’ (singular) con el sustantivo que califica, ‘pasos’ (plural). Por su carácter de adjetivos, los participios de los verbos son variables en género y número. La frase citada debió ser construida así: “…y cada paso que avanza ‘parece’ llevar implícitos dos o tres pasos en reversa”. Pudo también el redactor cambiar el participio por el adverbio de modo ‘implícitamente’. ¿Creería él que ‘implícito’ es también adverbio? Quizás, porque a otros adjetivos también les atribuyen ese oficio en la oración, oficio que no tienen, como ‘previo’, ‘independiente’ e ‘igual’. ¿Quién los convence de que están equivocados? ¡Nadie! Nota: Intencionadamente, cambié en la frase la inflexión verbal ‘pareciera’ por ‘parece’, porque, como tantas veces lo he explicado, la primera está en ella fuera de lugar (es la peste de la ‘subjuntivitis’), y la segunda expresa a cabalidad la idea del redactor. ***

Una cosa es ‘demorar’ (verbo transitivo) y otra ‘demorarse’ (pronominal). El periodista Juan Carlos Leyton echó mano del primero en lugar del segundo en este informe: “El espacio obtuvo licencias de construcción en 1984, pero las obras demoraron tres años” (LA PATRIA, 231/2017). Dado que el verbo ‘demorar’ es transitivo, la pregunta obligada es ésta: ¿Qué demoraron las obras durante esos tres años? Si hubiese escrito “…las obras se demoraron tres años”, lo habría hecho como don Rufino, y yo me habría ahorrado este párrafo. ***

Por la pronunciación, con frecuencia se confunden algunas inflexiones de los verbos ‘haber’ y ‘hallar’. Es para mí la explicación del error cometido por el columnista Jaime Alzate Palacios en la siguiente frase: “…gran cantidad de jefes de la mayoría de grupúsculos en que se hayan divididos los de antaño poderosos partidos…” (LA PATRIA, 25/11/2017). Innegablemente, en ella el verbo apropiado es ‘hallarse’ (‘encontrarse’), no el auxiliar ‘haber’, porque con éste el escritor tendría que haberle dado otro giro, por ejemplo, “en que se han dividido”. Pero no es esto lo que quiso decir, sino “en que se encuentran divididos”. ¿O sí? *** 

Ejemplo de un gerundio mal empleado: “En otoño de 1906 viajó a Copenhague, sufriendo allí un colapso nervioso” (LA PATRIA, Oasis, 29/11/2017). La construcción castiza es ésta: “…viajó a Copenhague, en donde sufrió un colapso nervioso”. El gerundio, correcto y elegante, debe emplearse precedido de otra acción con la que tenga simultaneidad, verbigracia, “toda la noche la pasó gimiendo su compañero en el laurel vecino”. ¿Lo ve?

[email protected]