Colombia y el placer de ser noticia.

Por Esteban Jaramillo Osorio.

Como si el año perdido, el peor, no fuera suficiente, el regalo de diciembre, para los hinchas del Once Caldas, llega con alarma. Otra vez: No hay plata. La drástica reducción de  nómina, como castigo al bajo rendimiento, o a la insensatez en los pedidos a la hora de las renovaciones, no se complementa todavía, con la incorporación de nuevos valores.

Malos vientos en el complejo presente que se vive. A control remoto,  Hubert Bodhert sin firmar aun, ha venido delineando, con entusiasmo,  la estructura pretendida, consciente de que sus “refuerzos” serán de tono menor por los presupuestos existentes, pero adaptables a la intensidad y el buen juego que él exige. Deberá recurrir a las fuerzas básicas del club, acelerando con oportunidades y partidos su crecimiento. Piden pista Miguel Nazarith, ya conocido; alejo García, un chico 16  años prometedor; Ménder García, goleador en la sub 20; Sebastián Palma, Mateo Carmona, Marcelino Carreazo, cartagenero de padres venezolanos y Santiago Cubídes, un llanero lento de 1.92,con talento. Todos con aspiraciones serias pero inciertos. No pueden ser ellos la base del proceso como el mismo estratega elegido lo asegura.

 Bodhert esta  al tanto de los movimientos del equipo, apuntalado en Herney Duque quien será uno de sus asistentes. Se ha documentado sobre los jugadores disponibles y las razones de los despidos. Sabe de la  marcha de “Alkatraz” Garcia,  a Nacional, porque el Once no tiene conque pagarle los 60 millones de su sueldo. Marcos Acosta devengaba 15 millones y pidió 60. David Gomez negocia incremento inconsecuente. Parece que él y otros tantos no se han enterado que con con ellos en nómina, el club fue eliminado y por la posición en la tabla pisoteado por los rivales. Los extranjeros Lopez y Farías, con contrato vigente, permanecerán, a pesar de los deseos del club de origen del venezolano que se plantea repatriarlo. Por Cuadrado no hay ofertas, noticia con alivio y Vuelve Jose Luis Moreno después de la lesión. Las charlas de Bodhert con los directivos,  excluidos los asesores, que no se sabe ” a que juegan”, han sido constantes.  Su desvinculación de Jaguares no tiene conflictos contractuales aunque Nelson Soto, el presidente, lo presiona para su permanencia.Jaguares ha sido equipo revelación en el torneo con Bodhert como protagonista. Varias preguntas sobre el tema sacuden el ambiente.¿Que tanto de su gestión es consecuencia del horario en el que juega en Montería, con temperatura que oscila entre 35 y 40 grados y  humedad con altos porcentajes?  ¿Que tanto es de su presidente, que se mueve como pez en el agua en Dimayor? ¿ Que tanto es de su forma de acoger jugadores con indisciplina, algunos manchados en otros clubes por faltas de cordura y ética? O ¿que tanto del éxito, salvando la categoría,  es de él y de su cuerpo técnico? Conocidas, eso si, son la intensidad y la fiereza que transmite a sus dirigidos, para imponer ritmo en el juego, con buen trato a la pelota. Que bueno que de la misma manera llegara a imponer condiciones para respetar el estadio en Manizales con su altura, 2200 metros, haciéndolo reducto inexpugnable. Tantos puntos se perdieron jugando en casa. Que identificara con rapidez los problemas. Que supiera rodearse y acertara en la toma de decisiones. Que conociera la perspectiva interna y externa del club y le diera fuerza, con táctica, a este proceso.