Aprenda a usar bien el español

Por Guillermo Romero Salamanca

Hace unos meses el periodista Franco Maiolini en la página VIX anunciaba que investigadores de la Universidad de Maryland, habían determinado que es la proteína FOXP2 la causante de un fenómeno curioso: las mujeres utilizan 20 mil palabras al día, mientras que los hombres, sólo 13 mil.

La proteína FOXP2 es conocida también como “la proteína del lenguaje”.

Pero lo que no decía la investigación es que hay horas en las cuales las mujeres se despachan en vocabulario. En un desayuno se puede ir buena parte, pero después del mediodía, la producción se rebaja considerablemente y cuando llega la hora de Elif, la novela turca, baja a cero. Quedan sin léxico. No parpadean y no escuchan nada más que los diálogos del lagrimón medio asiático.

–¿Sabías que hay 23, o tal vez 22 palabras que terminan en J?, preguntó Eduardo, un pensionado bancario a su esposita.

–Ni idea, le alcanzó a musitar Clara.

–Mira, la más larga es contrarreloj con doce letras y es una competencia donde se mide la rapidez, le dijo, mientras leía en el diccionario.

–¿Sabes que es Almoraduj?

–¡Deje oír!, le gritó la dama, mientras le subía al televisor.

Almoraduj tiene 9 caracteres y es una hierba perenne de la familia de las lamiáceas, cultivada por su aroma, que recuerda al pino y a los cítricos.

–¿Mamita y sabe que es Almofrej?

–No sé.

Almofrej tiene 8 runas es una funda, de jerga o vaqueta por fuera, y por dentro de anjeo u otro lienzo basto, en donde se llevaba la cama del camino. ¡Qué interesante!

–Tesoro, ¿sabías que es un Maniblaj?

–¡Qué tipo tan cansón! ¿No ve que estoy viendo la novela?

Maniblaj es el empleado de una mancebíacasa o lugar donde se puede contratar personas que derivan su sustento de ofrecer gratificación sexual, conocida en Colombia como una casa de citas. ¿Y cómo pedirán las citas?

–Eso sí le gusta viejo verde, le vociferó la matrona.

–Cariño, ¿sabes que es un Pedicoj?

–¿Un qué? No escuché.

Pedicoj tiene 7 letras y es el salto que se da con un solo pie, leía el pensionado todo ensimismado.

–A la hora que le dio a este viejo por estudiar. ¿No ve que estoy viendo Elif?

–Pero es que esto vale la pena aprenderlo. ¿Sabías que Herraj se puede escribir sin hache también y son los restos del hueso de la aceituna después de molida?

–Mira –siguió el economista– encontré que hay seis palabras terminadas en j y que tienen igual número de letras. Gambuj es uncapillo de lienzo, que se pone a los niños par que tengan derecha la cabeza.  Gambaj es un jubón acolchado que se ponía debajo de la coraza para amortiguar los golpes. Carcaj es una bolsa o una caja en forma de tubo para llevar flechas. Cambuj es lo mismo que una careta, antifaz, mascarilla o carátula. Borraj es la sal cristalina de ácido bórico. Es el mismo bórax, leía entusiasmado el hombre que antes había sido empleado bancario.

Su consorte estaba pendiente de la pantalla y no le oyó cuando él siguió con su palabrería. “Con 5 letras están Alioj que es unapiedra arcillosa y calcificada con una textura consistente o resistente, mejor dicho, un mármol. Itzaj que es un nativo dela familia maya de Guatemala. Balaj que es un rubí de color rojo muy oscuro, con reflejos violáceos. Reloj Relej que es un surco que deja la huella de un vehículo en la senda”.

El hombre parecía que estuviera hablando solo. Su compañera veía las escenas macabras de una pobre niña secuestrada y perseguida.

–Mira, con 4 letras solo hay Chuj, un pueblo maya ubicado en los países de Guatemala y México y  Troj que es un espacio limitado por tabiques para guardar frutos y especialmente cereales. ¿Me oíste?

Después de un largo silencio, prosiguió…”Con tres letras está Sij que es un seguidor del sijismo, una religión monoteísta. Dij es el adorno o joya que se lleva colgada de una cadena.

Boj es un arbusto buxáceo muy ramoso, perenne, de flores pequeñas y blanquecinas.

–Mire, mi cielo, con 2 letras únicamente existe Aj, que es un jeroglífico egipcio. Aj….No sabía que existía.

–¿Usted no tiene nada más que hacer? ¿Por qué no va a la panadería y mientras tanto se busca una palabra que termine en q y que no sea Iraq?

–Claro, Clara, le dijo y salió corriendo por el mandado.

–¿En q?, ¿en q?, ¿en q?, pensaba y pensaba. Y nada.

–Se encontró con otros pensionados y les hizo la pregunta. Silentes quedaron.

Regresó con el pedido y le dijo: “no encontré ninguna ternura”.

–Iraq, pero es en inglés, le refunfuño la cónyuge

–Ah, ¿ya que se terminó la novela, dígame una que termine en M?

–Humm.

–Si amorcito, me ganaste otra vez.