Unas memorias que borró el alemán

Contraplano

Por Orlando Cadavid Correa 

Van cuatro figuras públicas paisas muy apreciadas que han partido en distintas épocas de este mundo terrenal con sus memorias borradas por culpa del temible alzhéimer.

Jaime Llano González

Partieron al más allá, sin despedirse, porque no estaban en sus cabales, tres maiceros de nacimiento: Jaime Llano González, Jaime R. Echavarría y Marco Efe Eusse, y el argentino Julio Arrastía Bricca, quien siempre se consideró antioqueño por adopción.

Los dos primeros fueron amantes y ejecutantes de los teclados y de la música popular. Los otros dos, primeras figuras de la radio, en sus respectivas especialidades. Para la cuarteta, Medellín fue la ciudad de sus entretelas. Sus vidas y obras fueron dignas de encomio.

En el lenguaje popular –cuando ataca a alguien el silencioso mal– suele hablarse, en tono sigiloso, de dos situaciones bien gráficas. La una: “Lo visitó el alemán”. por la nacionalidad del doctor Alois Alzhéimer, el neurólogo y psiquiatra que descubrió, en 1906,  la enfermedad que lleva su apellido. La otra expresión: “Se le borró el cassette”. Aquí cabe anotar que el progresivo deterioro de la memoria del paciente no es de carácter mortal. El deceso sobreviene por otras complicaciones. El germano no mata, pero disuelve la memoria y reduce a cero los recuerdos.

Triunfaron en la música dos Jaimes paisas. Vamos primero con Llano,  quien desde el órgano vistió de etiqueta los aires andinos, a los que dio vigoroso impulso en la radio, la televisión y la fonografía y compuso el bello bolero “Si te vuelvo  besar”, que cantó Víctor Hugo Ayala. Grabó 60 discos de larga duración para Sonolux, Codiscos, Vergara, FM, RCA-Victor, Yoyo y Fuentes. Con el eximio pianista Oriol Rangel, su maestro y aliado musical, grabó el álbum “Inspiración”, que recoge lo mejor de su repertorio.

Eucario Bermúdez, uno de sus mejores amigos, le dio este sentido adiós: “Jaime Llano Gonzalez, inolvidable, valioso, admirable  y querido Maestro a quien Colombia nunca debe olvidar. De ello nos encargaremos sus amigos de siempre”.

Jaime Echavarría. Imagen Radio Santa Fe.

También brilló en los teclados y en la composición el pianista, cantante y compositor Jaime R. Echavarría, autor de canciones tan famosas como “Noches de Cartagena”, “Traicionera”, “Cuando voy la calle”, “Serenata de amor” y “Me estás haciendo falta”. Descendiente de don Rudesindo Echavarría, fundador de “Coltejer”, incursionó en la política. Fue ingeniero químico, gobernador de Antioquia y embajador  en Suiza y Etiopía. En una “Cita con Pacheco”, el inolvidable Fernando González lo hizo ruborizar al llamarlo “el Agustín Lara colombiano”.

Continuamos con dos destacadas figuras de la radio medellinense: don Julio Arrastía y don Marco Efe Eusse. El uno, forjador de la gloriosa “Licuadora antioqueña”, liderada por Ramón Hoyos, que se imponía en las Vueltas a Colombia, y al retirarse del ciclismo, como preparador, se convirtió, en el número uno del comentario pedalístico. Se casó con una paisa y sus hijos son maiceros. Argentino “nacionalizado” en Medellín, acompañaba una mañana sabatina, en el centro de la ciudad, a su compatriota Osvaldo Zubeldía, quien murió de un infarto fulminante cuando hacían sellar sendos formularios para apostarle a las carreras de caballos.  En su libro “Lo Finales tristes”, escribió el periodista  Edgar Artunduaga: “don Julio, ‘ La Biblia del Ciclismo’, perdió la memoria y terminó narrando competencias imaginarias en su casa. O siguiendo a un mensajero de cicla, para contar en directo sus esfuerzos ‘en la competencia”.

Don Marco Efe, el otro personaje con el que cerramos estas remembranzas,  sin duda una de las mejores voces de la radiodifusión colombiana, fue hombre clave en el nacimiento y desarrollo de las cadenas Caracol y RCN, cuando prestó su concurso en La Voz de Antioquia y La Voz de Medellín. Creó y dirigió  “Radioprogramas América”, organización radionovelísticz que llevó a los diales seriados tan recordados como “Lejos del nido” y “Un angel de la calle”. Fundó, además, la emisora Radio Ritmos, de su propiedad, que marcó un hito en el cuadrante paisa.

Lo dice Wikipedia: “Su talento traspasó las fronteras nacionales. Trabajó en 1952 en la XEW, una de las emisoras más antiguas de México, y recibió una oferta para trabajar en la Voz de América (el servicio de radio internacional del gobierno de los Estados Unidos). Sin embargo, Eusse declinó tan envidiable oportunidad por la difícil logística requerida para vivir en Washington con su esposa e hijos”.

La apostilla:  En su obra El nombre de la rosa, el finado escritor italiano Umberto Eco le da un manejo cargado de sabiduría al difícil tema del Alzhéimer, mal que ahora afecta al periodista deportivo manizaleño Javier Giraldo Neira, y que ha  impactado, obviamente, a la comunidad caldense.

([email protected])

  • ROGELIO VALLEJO OBANDO

    Pensar en cerrar el Congreso es pensar en una Dictadura. Hay que ser respetuosos y responsables con La Democracia.

    *** HAY QUE DEFENDER LA INSTITUCIONALIDAD ***
    Alguièn (me imagino) de temperamento muy sanguìneo en Carta de los Lectores de EL ESPECTADOR, propone la idea descabellada de cerrar el Congreso para asì solucionar “la aprobaciòn” de ciertas leyes.

    Pensar en cerrar el Congreso es pensar en una Dictadura. Hay que ser respetuosos y responsables con La Democracia. Hay que ser màs creativos e inteligentes para “torear” a los amigos de La Justicia y de la injusticia.No es cuestiòn de gusto por la guerra. Es de respeto a las leyes y a la institucionalidad.

    Preciso el momento para decir que en las pròximas elecciones presidenciales la Institucionalidad de Colombia “està en veremos”. Por ello “es mejor malo conocido que bueno por conocer”. No nos podemos salir de la institucionalidad del ùltimo siglo.

    Llegar a la coyuntura lamentable del vecino, serìa el acabòse para una repùblica, que màs bien que mal, ha subsistido con su modelo econòmico en los 100 años anteriores. No se desconoce que hay que solucionar agudos problemas a seres humanos con necesidades bàsicas, insatisfechas.

  • ROGELIO VALLEJO OBANDO

    *** TESTIMONIO DE LEALTAD Y CARIÑO ***

    Que testimonio de grandeza y calidad Cristiana la que le entregaron sus familiares al Maestro de la mùsica de Colombia, JAIME LLANO GONZÀLEZ. Nuna les pasò por la cabeza “el tal procedimiento”. El ilustre Periodista Orlando Cadavid Correa ya le habìa hecho su homenaje “en vida” tanto en el periòdico LA PATRIA como en digital EJE XXI, en valioso escrito de junio 5/2017.
    Un testimonio de lealtad y carño con los amigos.

    Asì comenzò su Homenaje:

    “Sin darse cuenta, este lunes, 5 de junio, arriba a sus 85 años de edad el maestro Jaime Llano González, figura cimera del pentagrama musical colombiano.
    Nuestro registro lleva un triste crespón negro ya que no habrá celebración alguna puesto que el consumado mago de los teclados cumple un lustro en su lecho de enfermo y no reconoce a nadie, ni a sus seres más queridos que acuden a verlo a diario en su dramático confinamiento del Grupo de salud “Asia”, de Bogotá.

    Tristemente, los médicos no dan ninguna posibilidad de recuperación del ilustre paciente que desde el 2012 está sumido en un invencible estado vegetativo absolutamente irreversible, conocido como el temible Alzheimer”. … …