Fontur 2018
¿Qué debo saber antes de invertir en Bitcoin?

Edith Gómez

El Bitcoin es la criptomoneda más conocida y aceptada a nivel mundial; en los últimos años ha sido la sensación de los millenials y amantes del Intenet. Además, los expertos en economía también le tienen un “aprecio” especial debido al alza que ha mantenido en líneas generales en los últimos años.

Se habla de esta criptomoneda con mucha alegría y entusiasmo, pero no es un juego. El Bitcoin es un tema serio, puesto que al final de todo estamos hablando de dinero. Invertir en Bitcoin, digamos que no es tan riesgoso, pero de cualquier manera debemos informarnos bien antes de tomar acción.

Hoy hablaremos sobre los conocimientos que no nos pueden faltar al momento de invertir en Bitcoin.

¿Es  esta la única criptomoneda?

No, el Bitcoin no es la única moneda. De hecho, ni siquiera es la más antigua según algunos conocedores del tema. Ethereum, Litecoin, Onecoin y Dash son otras de las criptomonedas que existen. Cada una se “genera” de su propia manera y cuenta con características que la diferencian del resto, lo que mantiene cierta competitividad en el mercado.

Sin embargo, la gran mayoría comparte la característica más importante, ser monedas descentralizadas.

¿Por qué debemos saber esto de las demás criptomonedas? Si no lo hacemos, corremos el riesgo de confundir el concepto de Bitcoin con “cripto” o “criptomoneda”, lo que nos puede llevar a hacer una inversión riesgosa. Parece un asunto básico, pero muchas personas aún lo desconocen y acaban comprando monedas o minadoras que no representan lo que esperaban.

¿Cómo comprar Bitboin?

Es evidente que si vamos a invertir y no estamos dispuestos a involucrarnos en la minería, debemos saber cómo comprar esta moneda.

Antes de iniciar, vamos con un dato revelador. Este ha sido el primer año en el que “Comprar Bitcoin” fue más buscado en Google que “Comprar oro”, lo cual habla de la fuerza que ha comprado la moneda.

Sabiendo que esta es una moneda, quizás “comprar” no sea el termino más adecuado. Técnicamente no se compra, se cambia por otra moneda. Pero tantas personas tienen el Bitcoin como un activo que el término se ha degradado.

Para “comprar” Bitcoin necesitamos una cartera de pago… veámoslo como una especie de banco que recibe nuestro dinero virtual. O como el bolsillo o la billetera en el cual tenemos nuestros billetes o monedas.

Normalmente debemos conectar nuestra cuenta bancaria a esta cartera; haciendo esto nos aseguramos de poder realizar transacciones, ya que para recibir la moneda cambiada (o comprada) debemos dar otra moneda a cambio.

Estos monederos funcionan muchas veces como intermediarios del dinero. Lo retienen hasta que ambas pates confirman la transacción y luego liberan el dinero para ambos. Así mantienen el trato seguro.

Ya compré Bitcoin, ¿y ahora?

Como ya dijimos, muchas personas lo usan como un medio de ahorro. Cambian su moneda por Bitcoin, esperan un tiempo a que esta gane valor y salen a venderla. Otros visionarios la usan como medio de negocio, sin necesidad de cambiarla

En la actualidad el Bitcoin lo aceptan en muchos lugares físicos. Tiendas de ropa, restaurantes y parque de atracciones aceptan transferencias de BTC como moneda de cambio.

Así mismo, muchas tiendas virtuales la aceptan como medio de pago para productos o tarjetas de regalo.

En términos generales…

El Bitcoin es una moneda de moda por obvias razones, sus usos han aumentado, al igual que su valor, pero sigue siendo algo exclusiva, ya que la mayoría de las personas desconocen mucho o todo sobre la misma.

Invertir en Bitcoin asegura ganar dinero. Claro, no es como comprar un bono de algún país; es decir, los plazos no están garantizados, pero el dinero de seguro se multiplicará.

Eso sí, esto no es para siempre. El BTC tiene un límite, el cual por cierto alcanzará muy pronto. Cuando llegue ese momento el alza de la moneda será mucho menor, hasta que inevitablemente llegue su descenso.

Mucho se especula sobre ese momento, el cual se espera sea en 2019. Pero por el momento sigue siendo un negocio muy lucrativo.

¡No será para siempre! No dejemos pasar la oportunidad de invertir en BTC.