Los atentados

Eucario y su comentario

Ya es hora de parar a los desquiciados mentales que quieren cambiar con las armas el  rumbo de la humanidad.-

En los tiempos que corren cada día que llega uno se pregunta cual será esta vez la tragedia que ha de conmovernos. Aunque  no falta la indiferencia de algunos sectores alejados de la realidad,  de tantas angustias, tragedias, atentados terroristas   de todo orden cada vez con mayor ocurrencia, la realidad es que estamos viviendo una época  de extrema violencia  en la que la vida no vale nada y nos la arrebatan impunemente desadaptados sociales, criminales de profesión, fuerzas oscuras que quieren desestabilizar el mundo en aras de causas destructivas. Como dice el  famoso tango de Discepolo ‘’el mundo siempre ha sido y será una porquería’’.  Pues su sentencia se cumple hoy más que nunca y nada ni nade parece tener el valor, las herramientas, la solidaridad  para cambiar las cosas, para garantizar la vida, honra y bienes, salvaguardar los principios, la moral,  la seguridad, el respeto por las ideas. Y ocurre donde menos lo pensamos, en cualquier lugar del mundo, en el  menos pensado. Las consignas destructivas por causas sin sentido que tratan de imponer doctrinas que la mayoría de la humanidad rechaza, están ahí, en manos de cobardes asesinos provistos de armamento, acechándonos desde la oscuridad de sus atrofiadas mentes. Sin duda es hora ya de que la unión del mundo civilizado le arrebate con su poderío la iniciativa maligna a los enemigos de la humanidad, que las fuerzas mayoritarias del orden actúen con decisión  y sin descanso para detener  la oleada criminal que nos colma  a diario  de tristeza y de dolor con la pérdida constante de vidas que para nosotros si tienen un inmenso valor. No les parece.