En Colombia, 3,3 millones de habitantes sufren de diabetes

diabetes

Bogotá, Noviembre de 2017. – En Colombia, 3,3 millones de habitantes sufren de diabetes, enfermedad en la que los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre, son muy altos.  Esta se presenta por un mal funcionamiento en la secreción de insulina, que a su vez favorece que la grasa se acumule en las paredes arteriales y se generen obstrucciones con graves consecuencias cardiovasculares.  Ante esta problemática, en el VII Congreso de Actualización “Innovación en Medicina Cardiovascular”, realizado por la Fundación Cardioinfantil en alianza con Cleveland Clinic, especialistas y líderes internacionales y nacionales dieron a conocer los últimos avances en  medicina cardiovascular, dentro de los que se destacó el reto que impone el manejo de pacientes diabéticos con medicamentos novedosos que no generen riesgos en el corazón y protejan la salud cardiovascular de estos. 

En Colombia las enfermedades cardiovasculares (ECV) representan 107 muertes por cada 100.000 habitantes, de las cuales cerca del 50% están relacionadas con la diabetes. De acuerdo con el Dr. Daniel Isaza, Jefe de la UCI Coronaria de la Fundación Cardioinfantil – Instituto de Cardiología, los nuevos tratamientos farmacológicos para que los diabéticos protejan su corazón y puedan tener una mejor calidad de vida cobran cada vez más relevancia en el desarrollo de medicamentos. Además, advierte que los pacientes que sufren esta enfermedad deben tener bajo control los factores de riesgo mediante un juicioso programa de hábitos saludables de alimentación y de ejercicio, así como el control de peso, colesterol, entre otros.

Según Isaza, “uno de los factores de riesgo más comunes en las enfermedades cardiacas es la diabetes. Pensando en esto se han desarrollado nuevas líneas de medicamentos con mecanismo de acción novedosos, que aparte de tratar la glicemia son protectores cardiovasculares. Por el momento la metformina sigue siendo la primera línea de tratamiento.  Sin embargo estos nuevos medicamentos pueden constituir una segunda línea que ayuda al paciente a cuidar el corazón.  Igualmente, es importante no olvidar los otros cuidados no farmacológicos y preventivos para evitar las enfermedades cardiovasculares”.

Dentro de los beneficios que se resaltan de estos nuevos fármacos está el mejorar el control de la diabetes, al mismo tiempo que se regula el peso y se disminuyen los riesgos de presentar eventos cardiovasculares como fallas cardiacas y eventos coronarios. Sin embargo, los médicos indican que además de tener una dieta equilibrada de macronutrientes, en la que se controle la ingesta de azúcares y carbohidratos, se debe aumentar el consumo de frutas y verduras. Así mismo, para que la enfermedad no termine en un evento cardiovascular, es importante hacer ejercicio, disminuir el perímetro abdominal, realizarse chequeos frecuentes de colesterol e hipertensión y tener cuidado con las heridas en la piel, ya que estas pueden convertirse más fácilmente en úlceras en los pacientes diabéticos.

“Contar con nuevos medicamentos para la protección del corazón de los pacientes diabéticos es un gran avance para su bienestar y el mejoramiento de su calidad de vida.  Sin embargo, para que esto realmente genere un beneficio es importante que tanto pacientes como los especialistas del país conozcan estos avances. Es por esto que la realización de eventos de actualización médica en diferentes especialidades, como este congreso de medicina cardiovascular, resulta ser relevante para alcanzar la excelencia clínica a partir de las nuevas prácticas”, concluye el Dr. Isaza.

Foto exterior: Enlace Judío