El otro.

Consuelo Botero

Me refiero al polémico concejal de Medellín, Santiago Jaramillo Botero, quien en entrevista concedida, a Blu Radio Nacional, con el maestro del periodismo Néstor Morales, manifiesta el motivo por el cual se lanza a la alcaldía, en representación de un nuevo movimiento político llamado “ Consenso “ es decir: Con sentido social.

El mismo, que se puso en los zapatos del otro y vestido de escobita salió de madrugada a barrer las calles, a compartir un tinto mañanero, creando empatía con sus coequiperos, para escuchar sus problemas y visibilizarlos posteriormente en el concejo, con sentido social.

El que tuvo el honor de ser nombrado agente de tránsito y comprendió el negocio de las fotomultas, manifestando luego, que por la manera de aplicarlas, pareciera, que no buscan otro interés distinto al económico y a llenar los bolsillos de unos cuantos y es aquí, cuando propone, una alternativa de solución, al problema del tránsito terrestre, sugiriendo la implementación del novedoso modelo de “ Espacio Compartido “ creado por el fallecido ingeniero Holandés Hans Monderman y aplicado con éxito en otros países. El que vestido de muerte pretendió crear conciencia ciudadana sobre la responsabilidad al manejar y  de poder regresar vivos a casa.

El de la campaña preventiva del uso de la pólvora del “No te quemés” para salvar más vidas. El que escribe a mano alzada  y prefiere ser entrevistado sin libreto a seguir, porque prefiere decir lo que siente. El mismo que busca decirle al presidente Santos, que existen otras personas pertenecientes a grupos al margen de la ley que también quieren ser escuchadas y hacer la paz. El que aspira llegar a la alcaldía de Medellín, con el apoyo de los ciudadanos descontentos que optan por elegir a un candidato que les proponga un modelo diferente, que no ofrezca más de lo mismo.

Al concejal que después de ser tildado de loco y a pesar de ser expulsado del centro democrático, continúa siendo el concejal de todos los medellinenses y espera terminar su período dentro de la corporación, cumpliendo con su labor de control ciudadano como en el primer día.

Transparente y apasionado considera que la democracia es el mejor gobierno y espera llegar a la Alcaldía en el próximo periodo y hacer de Medellín un territorio de paz y acabar con la extorsión.

  • téngaseencuenta

    Las buenas ideas, e intenciones, no bastan para enfrentar el tremendo conflicto social que hay en Medellín. La drogadicción juvenil (también infantil) vista como “algo normal”, por ejemplo, es un precipicio al que se arrastra la ciudad. Un.mensaje.para Jaramillo Botero:
    Comience por usted concejal. NoseQueme.