El lunes día crucial para la JEP

Bogotá, 24 de noviembre de 2017. Con la aprobación de 65 artículos se levantó la sesión en la Cámara de Representantes en donde se discute el proyecto de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).  La iniciativa, que compite contra el reloj, ya que el 30 de noviembre vence el fast  track, tuvo un episodio sorpresivo, cuando el presidente de la Corporación, Rodrigo Lara, determinó levantar la sesión porque, según él, “le quisieron hacer un gol”.

En su explicación, dijo el Representante que la subcomisión designada para estudiar las cerca de 300 proposiciones, acordó que el artículo 101, que trata sobre los requisitos de magistrados de la JEP, fuera discutido de manera individual, pero que apareció en un bloque de 100 que sería votado a pupitrazo.

“Eso yo no lo podía permitir porque es un tema de mucha discusión y hubiera sido una falta de lealtad con el Congreso, con la plenaria y, sobre todo, con los colombianos”, recalcó Lara.

Y es que la Mesa Directiva y la ponencia, avalados por la subcomisión, acordaron dejar para lo último la discusión de nueve artículos que consideran sensibles y de alto calibre para analizarlos, entre ellos, “los que tienen que ver con la competencia personal, material, la persecución de activos de las Farc y el control de los jueces “, reiteró el Presidente.

Pese al revés, Lara confió en que el lunes se pueda evacuar la iniciativa, considerada la columna vertebral del Acuerdo de Paz.

En igual sentido se pronunció el representante Hernán Penagos, quien entregó un informe de la tarea realizada por la subcomisión en el análisis de las proposiciones al articulado.

En su exposición, el Congresista explicó que se negaron 260 proposiciones, aproximadamente, porque eran repetitivas de normas ya establecidas o porque eran violatorias de la Constitución.

Informó Penagos que la complejidad de artículos como las inhabilidades de los magistrados de la JEP, el fuero constitucional  y  los castigos para los que hayan cometido delitos sexuales con menores de edad, entre otros, son temas que merecen una discusión más exhaustiva y detallada y por eso decidieron  votarlos uno a uno, sin embargo, “esto no se pudo porque el quórum era precario”.

Al término del debate, el ministro del interior, Guillermo Rivera, aclaró que todo se debió a un error de digitación pero que no se puede pensar en que se actuó de mala fe. Rivera también aclaró que el régimen de inhabilidades no hace parte del artículo101, que trata de impedimentos y recusaciones  e  insistió “en que las inhabilidades deben hacer parte de otro proyecto ya que la ponencia no trae este régimen”.

El Ministro confió en que el próximo lunes 27 de noviembre, la Plenaria de la Cámara saque a flote la aprobación del proyecto y así la conciliación del texto pueda ser evacuada antes del 30 de noviembre, fecha que se pone punto final al fast track.