Descachadas idiomáticas

Jairo Cala Oterojairo cala

«CONFLAGRACIÓN»: Sustantivo femenino que, generalmente, se emplea mal. Se cree que significa incendio, pero no. Significa ‘guerra, confrontación armada; perturbación repentina y violenta de pueblos o naciones’. Como la «guerra» que parece habérsele declarado al idioma castellano desde todos los flancos posibles. Nunca caerá mal la consulta del diccionario. Es la herramienta que facilita saber la definición de los vocablos; aunque muchos lo proscriban. Un incendio es una deflagración. 

«ADOLECER»: Significa tener algún defecto, o sufrir afección de salud. Pero el común de la gente emplea este verbo en el sentido de carecer de algo, lo cual es erróneo. Por tal confusión se adolece de muchos errores cuando se habla o se escribe. Como lo que ocurre con los «bien apreciados» políticos colombianos: adolecen de indecencia y deshonestidad; y adolecen de mentiras y trampas. 

«ES POLITÓLOGA, PUES HABLA 4 IDIOMAS»: Alguien presentaba la hoja de vida de una funcionaria nombrada en un cargo del Gobierno. Pero en vez de señalar que era políglota (que habla varios idiomas), dijo que era politóloga, que es una persona experta en analizar situaciones de la política. Por analogía, en razón de su sonido, confusión como esa podría también llevar a que en lugar de oculista, que es el experto en asuntos de los ojos, el vocablo sea utilizado para definir defectos o afecciones en el trasero. 

«UN POCOTÓN DE…»: Esta expresión, inventada por el vulgo, figura en castellano con sentido coloquial, y es usado en Venezuela. Lo emplean como aumentativo de poco, pero es un contrasentido, pues lo que quieren decir es que hay mucho de algo. Dicen, por ejemplo: «Tengo un pocotón de problemas». Seguramente se les disminuirían esos problemas, empezando por el que tienen con el idioma, si dijeran: «Tengo muchos problemas»; «Tengo gran cantidad de problemas». En cambio, el término que sí es castizo, culturalmente, en nuestro idioma es poquitín ─poco usado por cierto─, que significa que algo es muy poquito, diminutivo de poco.

«TIENE EL SARTÉN POR EL MANGO»: Hay una deficiencia de concordancia en esta expresión, muy usada popularmente. Como quiera que el sustantivo sartén es de género femenino, el artículo que lo determina es la. De lo que tenemos, entonces: «Tiene la sartén por el mango». ¿O será que cuando usan tal expresión estarán pensando en el sostén? En ese caso, sí se usa el artículo masculino (el); aunque es claro que ningún sostén tiene mango (ni mangas). 

«A LOS NIÑOS LOS SUELTAN A LAS 6:00 P. M»: Así suelen expresarse algunas mamás para significar que sus hijos salen del colegio a las seis de la tarde. Pero al emplear la forma verbal ‘sueltan’ dan la impresión de que los estudiantes han estado amarrados o presos durante la jornada académica. Aunque, en sentido figurado, para muchos estudiantes el estudio sea una «condena a prisión», lo sugerido es decir: «Los niños salen a las 6:00 p. m.»; «Los niños terminan clases a las 6:00 p. m.», u otras semejantes, con las que quede «suelto» aquel verbo opresor.

«RESTAURANTE NN LOS INVITA A CELEBRAR DE LAS FIESTAS OFRECIENDO PRECIOS CÓMODOS AL ALCANCE DE TODOS»: A la mayoría de quienes abren un negocio, se les olvida consultar con un experto la escritura y ortografía de sus avisos publicitarios. Esta expresión en un restaurante bumangués fue usada para motivar a potenciales clientes a concurrir a su sede. Pero los invitan mal, tanto, que a cualquiera se le quitaría el hambre, o las ganas de ingresar. Porque, primero, les dicen que deben celebrar de, en lugar de celebrar las fiestas; pudieron escribir, en cambio, «a disfrutar de las fiestas», que sí tiene sentido. Segundo, les piden que para que la celebración sea placentera, ellos deben ofrecer precios cómodos al alcance de todos (de ellos y los demás comensales), tarea tan difícil como aburridora. Sería una penitencia cruel antes de calmar el hambre. Esa locura ocurre por el uso erróneo del gerundio ofreciendo, que debió evitarse en ese caso. Además, el escribidor del aviso parece que no conoce la coma. Corrección: «Restaurante NN los invita a celebrar las fiestas, y les ofrece precios cómodos, al alcance de todos».