Se alinderan las fuerzas políticas

Política con pimienta

Crédito: Pulzo.com

Del caos sale la luz. Todo túnel encuentra  salida. Cuando pensábamos que la política era un  desastre, comienza  a mirarse el inmediato  futuro con más precisiones. Ya se perciben los alinderamientos. Uno : Liberalismo, Fajardo y sus conmilitones, una izquierda anárquica, más un  pedazo del conservatismo, con De la Calle. Dos: Centro Democrático, Cambio radical, más el otro pedazo del conservatismo, con Vargas Lleras. Póngale la firma.

La lucha por el poder

Nos cuentan de muy buena fuente que la semana pasada se reunieron en la Gobernación: la privada Verónica LLAMOSA, el Jurídico Alejandro Franco y la general, Paula, con el ánimo de discutir el proyecto de reestructuración. Según cuentan NO se pusieron de acuerdo en algunos puntos, sobre todo en el relacionado con el cubrimiento de las nuevas vacantes. Dicen que la discusión subió tanto de tono que hasta palabras de grueso calibre se escucharon. La lucha por el poder. LLAMOSA buscando sus intereses y al parecer desbancada por Alejandro Franco de sus funciones. A todas estas que dirá el el gobernador Guido que ha manifestado abiertamente que la Gobernación NO servira de trampolín para ninguna campaña política? Amanecerá y veremos.

Zuluaga sueña con otra candidatura

El exdiputado Diego Cardona asegura que el último día de este mes su cuestionado paisano Óscar Iván Zuluaga tomará trascendentales decisiones. Espera que para entonces el Consejo Nacional Electoral se pronuncie sobre las investigaciones que le adelanta. Una de ellas “se abrió por dos posibles infracciones al régimen de financiación política que consiste en el posible aporte de empresa extranjera y el no reporte del gasto de la misma”, indicó  Alexander Vega, presidente del Consejo Nacional Electoral. Zuluaga no pierde las esperanzas de ser nuevamente candidato del Centro Democrático a la presidencia de la república. Inclusive, el expresidente Álvaro Uribe le está calentando el oído en este sentido. Soñar no cuesta nada.

Gonzalo Aristizábal

Fue un ´personaje peculiar. Era avispado,tenía gracia para los cuentos, magnífico vendedor de libros, autor de publicaciones importantes, siempre alegre. Gran rebuscador de la vida. Además intelectual. Su vena era humorística.De todo se reía con una carcajada pegajosa. No tenía enemigos. Con salero muy pícaro sabía abrir portones. Fue un caminante por trochas y veredas. Y en medio de esos afanes, murió. Con bandera a media asta, despedimos al amigo.

Imagen de Santos cuesta abajo

Sigue cuesta abajo la imagen del gobierno de Santos. Según la más reciente encuesta Yanhaas Poll divulgada este martes, la desaprobación del gobierno del presidente Juan Manuel Santos se ubicó en el 67 por ciento. Al gabinete le fue peor. Tiene una desaprobación del 71 por ciento y apenas una aprobación de 18 por ciento. La implementación que está haciendo el Gobierno de los acuerdos de La Habana tiene una desaprobación del 67 por ciento y solo una aprobación del 27 por ciento de los encuestados, de acuerdo con los resultados de la encuesta publicada hoy por El Nuevo Siglo. Así y todo la chequera oficial tendrá mucho peso en la campaña presidencial.

Off the Record, el Nuevo Siglo

Todo hace indicar que el próximo viernes el gobierno Santos moverá muchos de sus hilos con el fin de direccionar  las decisiones que se tomen en la convención del partido de La U. Decisiones que tiene que ver, preferencialmente, con la estrategia política y electoral que de esa colectividad con miras a los comicios parlamentarios y presidenciales. Según un sondeo entre senadores y representantes de ese partido, no hay por el momento ninguna consulta puntual y detallada sobre algún documento o declaración de principios, o definición sobre apoyo a tal y cual candidato presidencial que haya sido  socializada en la última semana. Sin embargo, se decía el viernes pasado que por lo menos dos senadores empezarían a gestionar reuniones previas a partir de ayer, con miras a buscar puntos de consenso y no llegar a “ciegas” a la convención.

No hay bloques mayoritarios

También se estableció en ese sondeo parlamentario que por más que los senadores Armando Benedetti y Roy Barreras lleguen con la idea de impulsar una lista al Congreso conjunta  entre La U y los liberales, la idea no tiene mayor eco dentro del grueso de la bancada. Como se dijo en esta Sección la semana anterior, a varios congresistas de La U la propuesta de los dos parlamentarios en el congreso liberal -hace dos semanas- no solo fue inconsulta con la mayoría de la bancada, sino que hay quienes la consideran como una maniobra que solo favorece los intereses personales de Benedetti y de Barreras.

Las adhesiones en juego

Otro de los elementos determinantes en la convención de La U será, sin duda, medir cuántos de sus parlamentarios son de la tesis de respaldar la precandidatura de Germán Vargas Lleras.  Como se sabe el senador Mauricio Lizcano, quien no buscará repetir curul en marzo, ya anunció su respaldo al ex vicepresidente y se sabe de por lo menos cinco parlamentarios más que, directamente o por interpuesta persona de su movimiento político regional, ya están también en  las toldas de esa candidatura presidencial. Aunque hay quienes sostienen que también algunos senadores y representantes de La U propondrán que se analice la posibilidad de algún tipo de alianza con el uribismo, pero un senador del llamado “partido del gobierno” dijo que “todavía esta muy temprano para poner sobre la mesa ese asunto”.

Lo dicho por Vargas

Lo cierto es que las declaraciones de Vargas Lleras esta semana han dejado en claro que sí ha tenido contacto con algunos parlamentarios de La U así como de otras colectividades con miras a confeccionar una candidatura multipartidista, pero más allá del nombre de Lizcano no se ha revelado los otros congresistas y dirigentes que los estarían apoyando, incluso en la campaña de recolección de firmas que adelanta para sustentar su aspiración a la jefatura del Estado. Lo que sí parece estar claro es que las objeciones de Vargas Lleras a la justicia transicional serían la hoja de ruta que varios parlamentarios están utilizando para poder justificar su llegada a estas toldas.

¿Irá el presidente Santos?

Para cerrar con las expectativas frente a la convención de La U, por lo menos hasta ayer no estaba claro si el presidente Santos iba a tener algún tipo de intervención durante la misma, como lo venían insistiendo varios congresistas de ese partido, según los cuales el Presidente podría aprovechar este escenario no solo para intervenir “institucionalmente”  y dar un parte de su gestión de gobierno, sino para hacer guiños muy claros sobre lo que él considera debe ser el futuro de La U en materia de definiciones presidenciales y alianzas y coaliciones.  Sin embargo en el alto Gobierno temen que la intervención de Santos pueda verse como una maniobra electoral y se genere una polvareda política que no le conviene al Ejecutivo en medio de la recta final de varios proyectos de ley y acto legislativo relacionados con la implementación  normativa del acuerdo de paz, menos ahora que el ‘fast track’ está a seis semanas de terminar.