Las fuerzas militares no son un obstáculo para la paz

General Juan Carlos Salazar Salazar, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares. Imagen Esdegue.

Manizales,  octubre de 2017. “Somos constructores de paz dentro de un escenario nuevo, confuso y complejo. Además, sabemos que la única forma de conseguirla es que toda la institucionalidad y la sociedad trabajen en pro de ella”, afirmó el general Juan Carlos Salazar Salazar, jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Militares.

Durante la Cátedra de la Paz que realiza la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, el general señaló que desde el Ejército se viene trabajando en varios ejes de acción. El primero de estos tiene que ver con avanzar en la estabilización del territorio, en áreas como grupos armados organizados, economías ilícitas, minería ilegal y extorsión.

Otro objetivo es el aporte a la cooperación y desarrollo del país, con 27 batallones de ingenieros apoyando la construcción de vías, puentes y escuelas.

 

Por otro lado, afirmó que “la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) es el esquema más completo y moderno del mundo, además está avalado y respaldado por la comunidad internacional, que le da beneficios al ilegal, pero también a las fuerzas armadas que cometieron errores en acciones del servicio”, manifestó el jefe del Estado Mayor Conjunto.

Por eso se acogen a lo que decida este nuevo mecanismo para tramitar y administrar justicia especial.

Apoyo constante

La profesora Mariela Márquez Quintero, coordinadora de la Cátedra de la Paz en la U.N. Sede Manizales, dijo que “mientras en la mayoría de los países en guerra las fuerzas armadas se opusieron a los posacuerdos, Colombia es de los pocos lugares donde sí los apoyaron decididamente”.

Base constitucional

Otro de los invitados a la U.N. Sede Manizales fue Néstor Raúl Correa, secretario ejecutivo de la Jurisdicción Especial para la Paz, quien habló sobre los retos de este ente.

El funcionario aseguró que, según lo que se estableció en el Acuerdo Final de Paz y mientras se surta el trámite ante la justicia y rindan cuentas, las Farc pueden crear un partido, hacer campaña y ser candidatos.

Sin embargo, los estándares internacionales aconsejan que, mientras una persona es procesada, debe “dar un paso a un costado” y no hacer política hasta que defina su situación, para no ser ofensivos con las víctimas

“Esto último terminaría siendo una revictimización porque la persona que, por ejemplo, ocasionó la pérdida de un pariente, al mismo tiempo está recogiendo votos para promoverse como representante de la comunidad, lo cual en sí mismo es contradictorio”, dijo Correa.

Durante la Cátedra de la Paz recordó que el Acuerdo es un documento que debe ser cumplido lo más fielmente posible, así como la JEP, porque tienen base constitucional.

Recordó que para hacer el procesamiento de las personas se tendrá una mezcla de tres ordenamientos jurídicos: el Código Penal Colombiano, las normas del Derecho Internacional Humanitario y las del Derecho Internacional de los Derechos Humanos.

Adicionalmente, señaló que para resolver casos concretos habrá una futura ley procesal.

Restitución de tierras

El general Juan Carlos Salazar Salazar indicó que 160 municipios del país están en rojo en cuanto al tema de restitución de tierras, es decir que requieren atención inmediata. “Ninguno de ellos está dentro de Caldas, ello significa que esta región ya salió del flagelo de tener grupos armados organizados en lugares que existían cultivos ilícitos”.

El departamento más crítico es Nariño, especialmente en zonas como Tumaco, porque es el que tiene más plantaciones de coca y en el que la acción del Estado ha sido tardía.