“El trabajo es falta de imaginación”

EJE 21 reproduce una entrevista que le realizó hace tres años el escritor Edilberto Zuluaga Gómez a su coterráneo, amigo y paisano Gonzalo Aristizábal, para la revista Guarango, en la que deja entrever una fina vena humorística. Con la publicación de este trabajo, EJE 21 le rinde un sincero homenaje póstumo a este paisa que era más fecundo que una curí “pariendo” libros de graffiti, anécdotas, gracejos y todo lo que constituía un buen pasatiempo para hacer menos dramático el tránsito por este valle de lágrimas.

Por: Edilberto Zuluaga Gómez

– Por favor, deme su biografía.

– ¡Soy aranzaciano modelo 57, mi signo es libra! Me faltaron cinco años para terminar la primaria. El bachillerato fue avalado por el Instituto…de Crédito Territorial de esa época, y soy administrador de empresas de la Nacional…de Chocolates.

– ¿Situación sentimental?

– ¡Sin nadie que me joda la vida!

– ¿Cuántos hijos tiene?

– Tres hijos: Jaime, Seir y Domingo. Jaime, es ingeniero; Seir, es economista y Domingo es festivo.

– ¿Ha trabajado alguna vez en la vida?

– ¡El trabajo es falta de imaginación! En Colombia el que trabaja y ahorra pierde plata.

– ¿Ha comprado mercado aunque sea por equivocación?

– Nunca. Porque para mantener una boca la mantengo cerrada.

– ¿Ha pedido prestado dinero alguna vez?

– Sí. Aunque pagar es atentar contra el capital.

– ¿Cuál es el alcalde más corrupto que ha tenido Aranzazu?

– Carlos Alberto Salazar Alzate asegura que el primer alcalde corrupto de Aranzazu fue su tío, Bernardo Salazar Botero, hizo  muchos “torcidos”. (Don Bernardo tuvo panadería y hacía “torcidos”, un tipo de parva).

–    ¿Cuál es su estado laboral?

–     ¡Soy retirado de la Universidad Nacional! ¡Me retiraron a los cinco semestres!

–      ¿Cuál es su sueño?

–       Volar en lavadora.

– ¿Cuál es el pecado que más cometen nuestros conciudadanos? 

– ¡Creer en los políticos!

– ¿Cuál es la mujer más inteligente de nuestro municipio?

– ¡Creo que mi mamá! En una ocasión se le acercó una señora de apellido Botero y le preguntó: – Doña Gilma ¿usted es de los mismos Boteros de nosotros? Y la respuesta no se hizo esperar:- ¡Pues si usted se enloquece, sí!

– ¿Cuál es el apodo que más le gusta de Aranzazu?

– Hay muchos. Hace muchos años las muletas eran de madera y en una oportunidad llegó un forastero al pueblo luciendo un par de ellas fabricadas en aluminio. Inmediatamente lo apodaron: “Ciudad de Hierro”.

– Los libros que usted vende ¿hay que comprarlos y también leerlos?

– ¡Eso de leerlos, no sé! ¡Me interesa más que los compren!

– ¿Qué es el humor?

– ¡La más alta expresión de la rebeldía!

– ¿Por qué el hombre ríe?

– ¡Porque la risa es atributo de la razón!

– Dígame una frase para su lápida.

– Toda la vida se rió con la gente pero  ahora no se puede reír con nadie.