FONTUR 2016
El lastre de los pensionados

Jorge Enrique Giraldo Acevedo

jorge enrique giraldoEn vista de las propuestas del actual presidente de ANIF, Sergio Clavijo Vergara, en el sentido de elevar a 67 años la edad requerida para la jubilación, tanto en hombres como mujeres,  resulta oportuno sostener que ésta iniciativa  es económicamente injusta.

Además si en la reforma  se   tiene  en cuenta la propuesta  del presidente de la entidad gremial en el sentido de  pensionar a la gente con menos de un salario mínimo,  se aumentarían los niveles de pobreza y desigualdades que en la actualidad existen en Colombia y que han dado motivo a numerosos señalamientos por parte de organismos internacionales.

 

Pensionar a un anciano por debajo de un salario mínimo es condenarlo a morir de hambre junto a la familia que por muchos años más sigue dependiendo de él.

Con estas y otras  iniciativas del economista Sergio Clavijo Vergara se aumentarían las desigualdades y dificultades económicas para los pensionados en Colombia.  Claro que le daría más bases a la  Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en el sentido  que  la desigualdad en Colombia es de las mayores del mundo y puede ser superior a la que muestran las cifras oficiales reportadas por el Dane.

Definitivamente la población de los los pensionados en Colombia debe afrontar las condiciones de lastre y en la Corte Constitucional  está pendiente la decisión sobre  la disminución del aporte por salud del 12 al 4% que fue  aprobado en el Congreso y que el presidente, Juan Manuel Santos Calderón, objetó; la decisión del mandatario tiene el agravante que él incumplió la promesa de   disminuir ese aporte de salud al 4%.
 

Así la situación ahora son los magistrados en la  Corte Constitucional quienes deben entender que los pensionados  se encuentran, por injustas, inequitativas y discriminatorias disposiciones oficiales,  en grave situación de disminución del poder adquisitivo.

Quien se pensiona en la presente época recibe una mesada equivalente al 67% de lo que eran sus ingresos reales como trabajador.

Con mucho gusto explico o hago cuentas, primero que todo al momento de pensionarse se disminuyen en un 25% los ingresos salariales que tenía el afiliado; además, sobre el valor de la mesada, al pensionado se le descuenta el 12% para aporte de salud, es decir, un 8% más que cuando era empleado, porque como tal para aporte de salud solamente se le descontaba de su salario el 4%, ya que el empleador aportaba el otro 8%.

En el marco de otra medida verdaderamente injusta y discriminatoria a los pensionados colombianos se les incrementa anualmente, con base en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que es siempre un porcentaje fuera de la realidad económica del país; así cada año se está mermando el valor adquisitivo de la mesada pensional con relación al salario mínimo legal y el ingreso base de la liquidación siempre será inferior al último salario del afiliado.

Con base en los más recientes informes en Colombia la población pensionada la integran más de  de un millón 400 mil personas. Por  el  estricto factor económico,  según datos de Colpensiones, es interesante que todos sepan que de los  actuales pensionados  más de la mitad perciben un salario mínimo;  entre 1  y  2 salarios,  el 25% de los jubilados;  un poco más del  10% de los pensionados reciben entre  2 y 3 salarios mínimos;  entre 3 y 4 salarios mínimos lo perciben el 5% de los jubilados y solamente el 2,7% de los pensionados reciben entre 4 y 5 salarios mínimos.
Íquira, Huila
[email protected]

  • Norman De Sola

    La ANIF hace caso omiso de todas las pensiones torcidas por via de tantos “carruseles,” que son el verdadero multi-billonario desangre del sistema, gracias a los Regímenes Especiales a los cuales acceden muy poquitos. Se le hace agua la boca a la ANIF calculando el dinero pensional acumulado hasta que los beneficiarios cumplan los 67 años de edad. Y por que la ANIF no menciona el correlativo aumento en la densidad de las semanas a cotizar? Como van las cosas, los Colombianos nos pensionaremos varios años después de muertos. Por que no se concentra más bien la ANIF en corregir la ” usura financiera institucional,” pues en Locombia la diferencia entre captacion y colocacion es sideral. O que diga lo contrario quien ha solicitado un préstamo, y quien ha colocado dinero en cuenta de ahorros, CDT, etc, etc. Que aporte a la “Paz!”