Cáncer de seno causa la muerte a cerca de  2.649 mujeres en Colombia

Seis posibles causas del cáncer de seno que no deben ser ignoradas

Imagen Onmeda.es

El cáncer de seno se presenta con mayor frecuencia en mujeres que están pasando por la etapa de menopausia, sin embargo las mujeres menores de 40 años también deben estar alerta ante cualquier situación que pueda repercutir en esta  enfermedad que, cada año, le causa la muerte a cerca de  2.649 mujeres en Colombia según el Ministerio de Salud.

Esta enfermedad consiste en el desarrollo de un tumor maligno en la glándula mamaria cuando las células del órgano comienzan a crecer descontroladamente. Según la doctora Claudia María Ramírez, cirujana especialista en mastología adscrita a Colsanitas, “Aunque no existe una causa específica, si es posible implementar programas que permitan una detección temprana y realizar tratamientos para curarlo”.

Cualquier mujer tiene riesgo de padecer cáncer de seno, y con el aumento de la edad, estas probabilidades se incrementan. Aunque existen ciertos factores que elevan las posibilidades de padecer este cáncer, siempre es necesario realizar controles periódicos. Conoce seis posibles causas del cáncer de seno que no deben ser ignoradas.

  1. Antecedentes familiares de cáncer de seno: si algún familiar en primer grado de consanguinidad como mamá, abuelas, tías, primas o hermanas, tiene o tuvo cáncer de seno, existe un riesgo alto de desarrollarlo. Este aspecto, que no se puede prevenir, debe estar consignado en la historia clínica para intensificar así el seguimiento que permite detectarlo a tiempo.
  1. Obesidad y consumo de alcohol: estudios científicos señalan que las mujeres en la etapa de menopausia, en condición de obesidad y con hábitos de consumo de alcohol, tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer de seno. Estos factores de riesgo se pueden mitigar llevando hábitos de estilo de vida saludable que en general mejoran la condición de salud general.
  1. Vivir una ventana estrogénica amplia: esta medición comienza desde el momento en que se presenta la primera menstruación (menarquia) hasta la última (menopausia). En cada mujer esta ventana tiene una duración diferente, pero entre más dure, mayor es el riesgo.

Esto se debe a que los altos niveles hormonales que se experimentan durante los años reproductivos aumentan, las células que tienen daño genético crecen y se desarrolla el cáncer de seno.

  1. Uso de hormonas femeninas: la terapia de reemplazo hormonal con estrógenos que se aplica para la menopausia, de una parte, prolonga la ventana estrogénica y esto repercute en elevar el riesgo para este tipo de cáncer.
  1. No tener hijos ni amamantar: el cáncer de seno tiene una elevada incidencia en los países desarrollados, incluso estudios realizados en ese entorno, muestran que no tener hijos o no amamantar se asocia con probabilidades de llegar a presentar este tipo de cáncer. Pero esto no es algo definitivo, existen mujeres que aunque tienen varios hijos, han llegado a tener cáncer de seno.
  1. Antecedente de radioterapia: un antecedente de tratamiento oncológico con radioterapia en el tórax, por ejemplo, para tratar un linfoma, también puede elevar el riesgo de tener este tipo de cáncer.